Tras la Tempestad...

Despues de una ruta de casi 40 km andando y perderme del trazado del Gr 11 en una intensa niebla en una collada acompañada por una lluvia torrencial y de bajar corriendo a través de un bosque de hayas practicamente de noche empapado hasta las cejas esta es la recompensa por la mañana, es verdad que tras la tempestad viene la calma... y que calma por Dios!!!!
Leer más…
Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

¡Tienes que ser miembro de Escribir con la luz para agregar comentarios!

Join Escribir con la luz