ReSCaTaDa del oLViDo

Cámara: Canon PowerShot SX30 IS (Canon)
Velocidad: 1/800s Diafragma: f:4 Sensib.: 80 iso Focal: 9.9mm



En 1806, un joven erudito alemán, Ulrich Seetzen, tras una estancia de dos años en Alepo que le permitió aprender las costumbres y el idioma árabe con la suficiente soltura para viajar como un lugareño, emprendió un largo periplo por Siria, Palestina y Arabia durante el cual localizó varios antiguos yacimientos., descubriendo las ruinas de Jersah.
Al descubrir estos vestigios, comparables según él a los de Palmira, en Siria, Seetzen se extrañó de que “un lugar tan magnífico hubiera podido escapar durante tanto tiempo al conocimiento de los amantes de la Antigüedad”. Después de visitar La Meca y Medina y de realizar largos viajes por la península Arábiga, el atrevido explorador alemán fue hallado muerto en 1811, según parece envenenado por orden del imán de Saná.
Un año después de la muerte de Jasper, J. L. Burckhardt, el famoso descubridor de Petra, visitó Jerash, pero hubo que esperar a 1925 para que se iniciaran las primeras excavaciones, a cargo del arquitecto y arqueólogo George Horsfield. El equipo de Horsfield empezó a reconstruir el Teatro Norte, el Templo de Artemisa, y otros monumentos que iban surgiendo, completamente sepultados, tras tantos y tantos años de abandono. Fueron años magníficos para el mundo de la arqueología pues diversos equipos arqueológicos se iban turnando en la dura tarea de desenterrar lo que a la postre ha resultado ser una de las ciudades romanas mejor conservadas, más espectaculares y más fáciles de explorar de todo el Oriente Medio.
Leer más…
Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

¡Tienes que ser miembro de Escribir con la luz para agregar comentarios!

Join Escribir con la luz