Canon EOS 450D, f/5.6, 1/100 seg., ISO 800, 23 mm.
CS5

Desde su establecimiento, en el año 1637, el Real Sitio del Buen Retiro, necesitó de abundante agua, tanto para el riego de las plantaciones y arboledas como para el servicio de estanques y rías que habitaban en él. Este suministro se obtenía por medio de varias norias distribuidas por el recinto, levantadas probablemente en los primeros años de la construcción del Real Sitio y fueron utilizadas hasta 1858. Estas norias, se denominaban antiguamente "de tiro" o "de sangre" pues necesitaban de la fuerza de uno o dos animales de carga para elevar el agua de los pozos.
Leer más…
Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

¡Tienes que ser miembro de Escribir con la luz para agregar comentarios!

Join Escribir con la luz