Basílica del Pilar (Zaragoza)

Se realizó una primera construcción, a finales del siglo XI. Poco a poco la devoción pilarista aumentó, y en el siglo XVII, se procedió a la ampliación del templo, siendo el origen de la actual basílica.
A partir del s.XVII se renueva la decoración interior según las nuevas corrientes clasicistas de la época y diseña la Santa Capilla y el Coreto, el trazado exterior con cúpulas añadidas a la central, que en un principio se había pensado que iba a ser la única, y torres que no se terminarán hasta mediados del siglo XX. En los años 40 y 50 se decoró en piedra la fachada que da a la plaza, y en los 60 se levantaron las dos torres que dan al Ebro.
Leer más…
Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

¡Tienes que ser miembro de Escribir con la luz para agregar comentarios!

Join Escribir con la luz