Subastada la cámara de fotos más antigua por 732.000 Euros.

3050052320?profile=original

El primer daguerrotipo comercial del mundo, el precedente de las modernas cámaras de fotografía, se vendió ayer en una subasta en Viena al estratosférico precio de 732.000 euros y se convirtió así en la cámara más cara de la historia. «Esta es la primera cámara comercialmente producida. Fue creada en 1839 siguiendo el diseño de Louis Daguerre por su cuñado Alphonse Giroux», explicó Martin Reinhart, responsable de subastas de la galería fotográfica vienesa Westlicht.
Esta cámara de madera de cajón deslizante fue fabricada en París por el cuñado de Daguerre, quien fue el inventor del primer proceso fotográfico comercial. El aparato cuenta con un sello con su firma para verificar su autenticidad. «Este aparato supone el punto de partida de la fotografía comercial. La fotografía abandonó así su condición experimental», agregó Reinhart. «La lente era muy lenta y requería de media hora para poder hacer una foto», explicó Reinhart, quien aseguró que la maquinaria está en perfectas condiciones y se podría seguir utilizando.

Este daguerrotipo ha sido descubierto recientemente y se halla en unas condiciones de conservación muy buenas (incluye instrucciones originales en alemán), lo que lo hace aún más valioso porque quedan muy pocos modelos originales, alrededor de una decena, y todos están en museos públicos. Hasta ahora el aparato, que pesa unos cinco kilos, estuvo en manos de una familia alemana durante generaciones. Su actual dueño lo recibió como regalo de su padre en la década de 1970.

 

 

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

¡Tienes que ser miembro de Escribir con la luz para agregar comentarios!

Join Escribir con la luz