3050104001?profile=original

Es uno de los fotógrafos más respetados de las últimas décadas y también uno de los más cotizados por museos y coleccionistas. Pero está claro que la adaptación a las nuevas tecnologías no es algo que le preocupe especialmente a Sebastião Salgado.

Y es que, pese a usar desde hace tiempo una cámara digital, el fotógrafo brasileño no parece muy convencido de que los cambios de los últimos años hayan sido para bien. “No creo que la fotografía viva más de 20 o 30 años. Pasaremos a otra cosa”, ha asegurado durante la entrega del “Premio Personalidad” en Rio de Janeiro.

Según recoge la agencia AFP en una nota que está dando mucho que hablar, Salgado es especialmente crítico con el uso de las cámaras de los teléfonos. “La fotografía se está acabando porque lo que vemos en el movil no es fotografía. La fotografía se tiene que materializar, la tienes que imprimir, ver, tocar”, apunta.

Y, por supuesto, ni tiene Instagram ni está interesado en ese mundo. Aunque reconoce que a veces se ven fotos interesantes, reivindica el uso de una cámara frente a los automatizamos del móvil y recuerda que estas aplicaciones muchas veces sirven para exhibir la propia vida.

“Una cámara ya no es una cámara 100% fotográfica”, protesta mientras señala que la que usó Wim Wenders para rodar el documental “La Sal de la Tierra” era la misma con la que él hace sus fotos. Concretamente una Canon EOS 5D Mark III, aunque tradicionalmente siempre había usado Leica.

3050104241?profile=original

Tal y como él mismo nos explicó en una entrevista, ha conseguido adaptar la fotografía digital a su particular proceso de trabajo. Así, una vez realizadas las imágenes digitales y tras la edición a partir de hojas de contacto y copias de trabajo, la imagen es pasada a blanco y negro con unos filtros hechos a medida y filmada en negativos de 4×5 a partir de los que se obtienen copias químicas.

No se trata sólo de mantener en la medida de los posible los procesos clásicos y asegurar la conservación de los negativos -nos explicaba- sino que los coleccionistas quieren copias químicas, no digitales.

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

¡Tienes que ser miembro de Escribir con la luz para agregar comentarios!

Join Escribir con la luz