3050104134?profile=original

Siempre ha habido muchos rumores y especulaciones sobre los fabricantes reales que están detrás de muchos objetivos del mercado. Por citar un ejemplo conocido: son muchos los que aseguran desde hace años que Tamron produce ópticas para otras marcas y que los objetivos Hasselblad salen de las fábricas de Fujifilm tampoco es ningún secreto.

Pero el caso del Nocturnus de Meyer Optik Görlitz va un paso más allá. Se trata de un 50 mm f0,95 manual que, con esas credenciales y el sello de Made in Germany, se vendía por unos 3000 dólares. Un precio elevado, cierto, pero en cierto modo lógico para una pieza que pasaba por exclusiva.

El problema es que, tal y como algunos llevaban tiempo alertando, este objetivo alemán no era más que una versión maquillada del Mitakon Zhongyi Speedmaster con idéntica focal y luminosidad.

¿Una de esas pequeñas mentiras del mercado? Sí, salvo por un pequeño detalle: el objetivo original de Mitakon cuesta 850 dólares, casi cuatro veces menos que la versión de la firma alemana.

Hasta ahora toda esta historia no era más que un rumor o una de esas conspiraciones que tanto gustan, pero la quiebra de Meyer Optik Görlitz y su reflote en manos de nuevos dueños ha servido para confirmar las peores sospechas.

3050104330?profile=original

Según explica en un singular comunicado de prensa el nuevo responsable de la compañía, auditando la marca comprada descubrieron prácticas tan poco éticas como las descritas, por lo que han decidido retirar del mercado los objetivos de la gama Nocturnus y también Somnium.

En el futuro, explica, habrá objetivos de Meyer Optik Görlitz con estas característics, pero no se tratará de copias de modelos rusos y chinos que se venden más caras con el argumento de haber sido fabricados en Alemania. Serán diseño propios y realmente producidos en Alemania, ha remarcado.

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

¡Tienes que ser miembro de Escribir con la luz para agregar comentarios!

Join Escribir con la luz