¿Cómo sabes si eres un Fotógrafo Profesional?

3050099376?profile=original

Hace unos días volvió a saltar la duda, o la discusión, en Twitter (en este caso en el perfil de Oliver Vegas) de qué distingue a un fotógrafo profesional de uno amateur.

Si dedicas un rato a leer ese hilo, verás que hay diversidad de opiniones y que no es un tema tan sencillo como parece. Vamos a tratar de darle nosotros una respuesta.

¿Qué significa “profesional”?

Vamos a empezar haciendo el acercamiento más sencillo, viendo el significado que la RAE le da a esta palabra. En su significado número 3 dice: “Que practica habitualmente una actividad, incluso delictiva, de la cual vive”.

Claro, esta definición abre dos nuevas dudas:

1.- ¿Qué incluimos en “actividades relacionadas con la fotografía”?Actualmente se podrían incluir no sólo hacer fotos, sino su procesado y retoque, embajador de marca, influencer del sector,… Eso sí, si no hace fotografías de forma habitual… poco valor añadido va a poder aportar en el resto de actividades que hemos citado.

2.- ¿Incluso de forma delictiva? Entonces, el que no paga impuestos por la actividad de fotógrafo ¿se puede considerar fotógrafo profesional? Según esta definición sí. Cuestión aparte es que sea un fotógrafo profesional… insolidario, defraudador, etc. Pero ojo con caer en el insulto fácil porque lo de ir al taller y pedir “presupuesto sin factura” (te suena, ¿verdad?) es deporte nacional en España.

Con lo visto hasta ahora, podríamos decir que uno es fotógrafo profesional si desarrolla actividades relacionadas con la fotografía y vive de ella, aunque no pague impuestos, o no todos.

Definamos eso de “vivir de ella”

Este es un tema importante. Actualmente, sobretodo si te dedicas a la fotografía social, es complicado vivir sólo de la fotografía.

Esto ha hecho que muchos fotógrafos busquen actividades alternativas (diseño gráfico, diseño web, community manager, trabajar en otros negocios, en tiendas,…) para compensar la falta de ingresos. ¿Les hace esto ser menos profesionales que los que viven 100% de la fotografía? No, al menos en nuestro entender.

¿Y da igual la calidad de tu trabajo para considerarte fotógrafo profesional?

Volvemos a la RAE. En el significado número 4 indica: “Que ejerce su profesión con capacidad y aplicación relevantes”.

Y esta definición es clave, ya que no puedes considerarte fotógrafo profesional si no tienes los conocimientos y capacidades suficientes como para desarrollar tu trabajo con una calidad suficiente.

Debes entender “calidad suficiente” como la necesaria para satisfacer las necesidades/expectativas de tus clientes. Y es importante que no confundas la satisfacción de tus clientes (que normalmente se refleja en nuevos encargos) con tener muchos “likes” en tus redes sociales (lo que rara vez se traduce en nuevos encargos).

Será esa calidad suficiente la que en buena medida haga que, poco a poco, tus encargos vayan creciendo y tu dedicación a la fotografía también.

¿Cuál sería entonces la definición de fotógrafo profesional?

Para nosotros, eres fotógrafo profesional si desarrollas actividades relacionadas con la fotografía, con calidad suficiente como para satisfacer a tus clientes y esas actividades suponen una parte más o menos significativa de tus ingresos (y, por favor, atendiendo a los impuestos y otras obligaciones ¿vale?)

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

¡Tienes que ser miembro de Escribir con la luz para agregar comentarios!

Join Escribir con la luz