«Asturias es un paraíso»

3050052003?profile=original

«Si tengo que escaparme a algún lugar para pasar el resto de mi vida, es la elección perfecta», confiesa Woody Allen en Cannes 

Ni en los sueños de los publicistas que inventaron el lema de 'Asturias, paraíso natural' aparecía Woody Allen hablando del Principado como un lugar ideal para el retiro dorado de una estrella como él. Un Premio Príncipe de Asturias, varias visitas y una película, 'Vicky Cristina Barcelona', han hecho el milagro, y el mensaje ha calado tan hondo que en apenas cinco minutos el cineasta convierte una entrevista con una delegación del Centro Niemeyer en una oda al Principado.

«Hi, Natalio». En casi perfecto castellano, aunque sólo para pronunciar su nombre, Woody Allen irrumpe en una de las lujosas habitaciones del hotel Martínez de Cannes y se funde en un abrazo con Natalio Grueso. El neoyorquino demuestra una vez más su cercanía con el director del Niemeyer, pero no olvida que está de promoción de su última película, 'You will never meet a tall dark stranger', y no hay tiempo que perder porque la representación asturiana sólo dispone de cinco minutos. Son las dos y media de la tarde del viernes. Apenas dos horas antes, el Festival de Cine de Cannes y la Fundación Rossellini de Roma habían bendecido la iniciativa del centro cultural avilesino de organizar una retrospectiva sobre el director de fotografía Carlo di Palma. La agenda de Woody Allen le impidió asistir para homenajear al que fuera uno de sus directores de fotografía de cabecera, aunque antes había mantenido un desayuno de trabajo con Natalio Grueso.

Fue el propio director del Niemeyer quien ejerció de periodista improvisado para hacerle cuatro preguntas a Allen, aunque daba igual la cuestión, el director neoyorquino tenía el guión preparado. «Me encanta Asturias. Escribí a propósito una parte de mi película 'Vicky Cristina Barcelona' para poder pasar un tiempo allí. Es un paraíso. Si tengo que escaparme a algún lugar y esconderme del mundo para pasar allí el resto de mi vida, Asturias es la elección perfecta. Tanto su clima como su gente son encantadores. Fue fantástico rodar allí, las localizaciones eran muy buenas y la gente fue muy amistosa y colaboradora, fue todo muy fácil», afirmó sin pestañear.

El Niemeyer también fue objeto de alabanzas, un equipamiento cultural al que calificó como «algo maravilloso, y Asturias es el lugar perfecto para él. El centro atraerá muchos, muchos artistas y mucha gente, será un plus enorme para la cultura europea y para la cultura en España. Para los que hacemos películas es algo muy bienvenido, disponer de un espacio tan prestigioso para el cine. Es apasionante hacer películas sabiendo que se van a exhibir en centros como este».

Sobre la retrospectiva de Di Palma, Woody Allen aseguró que «trabajar con Carlo fue fantástico. Cuando hice mi primera película, 'Coge el dinero y corre', le envié un telegrama pidiéndole que fuera mi director de fotografía, pero en ese momento estaba ocupado con otro trabajo. Muchos años más tarde tuve ocasión de trabajar con él y estuvimos juntos más de diez años. Sin duda, él fue uno de los mejores directores de fotografía de todos los tiempos. Hicimos películas fantásticas y nos convertimos en buenos amigos».

 

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

¡Tienes que ser miembro de Escribir con la luz para agregar comentarios!

Join Escribir con la luz