Publicaciones de Guendy (JLCP) (463)

Ordenar por

10832262878?profile=RESIZE_710x

Los hitos arquitectónicos y geográficos, eso que los angloparlantes llaman landmarks, tienen una gran capacidad para grabarse a fuego en la memoria visual de las personas y convertirse en símbolos de las urbes. A partir de ese reconocimiento, su imagen se multiplica por miles en las fotografías que todo el mundo toma de ellos.

Sin duda, en la línea del horizonte madrileño las “cuatro torres”, que ya son cinco, constituyen un hito claramente reconocible y ampliamente fotografiado pero, seguramente, nadie ha dedicado tanto tiempo como José Ángel Izquierdo, @jaicano, a plasmar todos los posibles ángulos e iluminaciones que las definen y recortan su silueta contra el cielo.

Tras una década de observación y toma @jaicano ha publicado Titánides (Libros.com) una obra con más de 200 fotografías en las que podemos ver puestas de sol, salidas de luna, eclipses, estelas luminosas, tormentas, arcoíris todo ello como espectacular escenario dentro del que se muestran todas las posibles facetas de estos singulares edificios que rozan los 250 metros con sus agujas.

10832263867?profile=RESIZE_710x

Pero más allá de los datos exif, @jaicano ha tenido la generosidad y el acierto de incluir un apéndice con todos los datos de geolocalización de las fotografías, lo que permitirá al lector interesado, encontrar con facilidad los lugares de toma si es su deseo tomar sus propias fotografías para reinterpretar las Titánides con su propia luz.

Cuando procesamos toda esa información tomamos consciencia de que fotografías como las mostradas en el libro se pueden hacer con cualquier óptica desde un 24 mm a un 800 mm o que un buen lugar de toma puede estar a los pies del edificio o a más de 60 km de distancia. Y percibir visualmente el resultado de la combinación de esos datos.

José Ángel Izquierdo, @jaicano ha publicado este libro gracias al apoyo de crowdfunding proporcionado por Libros. com, la primera editorial en España que utiliza el crowdfunding para financiar todos sus títulos. En 2012 publicó su primer libro y ya cuenta con una comunidad de más más de 70.000 mecenas que han apoyado la publicación de medio millar de libros.

Jose Ángel Izquierdo, @Jaicano, (1972) es informático de profesión y fotógrafo de vocación y tiene una amplia red de seguidores y ofrece con regularidad talleres y tutorías sobre planificación fotográfica.

El libro puede ser adquirido en este enlace: Titánides de Jose Ángel Izquierdo, @Jaicano

Leer más…

10808512087?profile=RESIZE_710x

 

Practica la composición, un libro para dar un salto adelante en tus fotografías

Sergio Arias Ramón es el autor de Practica la composición y domina el arte de fotografiar (FotoRuta, JdeJ Editores) un libro que no dudo en calificar como magnífico para aprender a hacer fotografías capaces de atrapar la atención del ojo por la sabia distribución de los elementos integrados en la imagen.

Es frecuente que quienes desean aprender fotografía focalicen sus preferencias en libros sobre técnica, revelado digital, iluminación… pero no suelen ser los libros que se centran en la composición aquellos que se convierten en grandes ventas. Craso error. Una fotografía puede estar bien iluminada, con una exposición correcta y bien procesada, pero si la composición falla no estaremos contemplando una gran imagen.

Practica la composición, no dedica sus páginas a los detalles técnicos sino que de una manera estructurada y sistemática el autor se dedica a analizar las decisiones adoptadas por el fotógrafo para crear cada una de las imágenes incluidas en el libro. Casi todas ellas  se presentan en pares de un mismo sujeto, algunas en grupos de cuatro, y la observación de las sutiles diferencias entre ellas, a la luz de los comentarios de Sergio Arias, se convierte en una eficacísima vía de aprendizaje.

Dado que las imágenes son protagonistas de la capacidad didáctica de este libro, es bueno decir que la obra incluye más de 400 fotografías y en torno a ellas Sergio Arias vertebra un sólido discurso sobre la composición, el encuadre, el sujeto, el papel de la luz en la composición, el equilibrio, el recorrido de la vista en las imágenes… Con todo ello desarrolla los siete primeros capítulos de la obra.

Para cerrarla, hay dos capítulos más diferentes y de gran interés. El primero se titula El proceso fotográfico y en él el autor define nueve preguntas cuya respuesta nos permite analizar al completo una fotografía. A continuación aplica ese cuestionario para analizar sistemáticamente 12 fotografías una a una.

El otro capítulo broche del libro analiza las Hojas de contacto, es decir la secuencia de las fotografías tomadas en una sesión por el fotógrafo para ver el proceso de captura seguido y las decisiones de composición tomadas para ir variando los ángulos de una a otra imagen.

Junto a todo lo citado, hay también que decir que a lo largo de toda la obra el autor va proponiendo al lector ejercicios concreto que le permiten poner en práctica los conceptos desarrollados en las páginas precedentes. Creo que este libro le será de gran utilidad a todos aquellos que quieran evolucionar en su práctica fotográfica para conseguir imágenes cada vez más memorables y significativas.

El libro puede adquirirse a través de este enlace: Practica la composición y domina el arte de fotografíar10808512901?profile=RESIZE_710x

Leer más…

Luz y Tinta Nº 126

10808184887?profile=original

 

 10808189083?profile=RESIZE_710x

De regreso

Cierro este número y escribo esta presentación en los últimos días de agosto en que todo el mundo regresa de sus vacaciones: sólo algunos elegidos, tirando a frikis, por qué no —y entre los que me gusta contarme desde hace años— elige septiembre, alejados del mundanal ruido estival y a ser posible resguardados de calores agobiantes.

En cualquier caso, este año, tras las restricciones que en su día impuso la pandemia, todo el mundo se ha lanzado a las carreteras, rumbo a las playas de arena y chiringuito en las que parece que todos son felices y todas las cervezas están frías. No es mi caso. He pasado agosto en mi casa, trabajando en mis cosas (esta revista, sin ir más lejos) y planeando más cosas para el futuro inmediato. Pero sin olvidar la realidad más cercana, como esa guerra de Ucrania que nos produce más sudores que el calor o como los incendios que, como todos los años, se ceban en nuestros bosques.

En páginas interiores publicamos un excelente reportaje de Konstantinos Tsakaladis sobre los incendios griegos de 2021, recordándonos de paso que seguimos la brecha estival. Ningún verano sin incendio. Dicen algunos especialistas que estos incendios actuales son más agresivos que antaño por el cambio climático, que está ahí́, sin descanso, socavando nuestro medio ambiente, y por el abandono del mundo rural. Yo que soy de pueblo recuerdo en mi niñez que los paisanos siempre andaban con la foceta en la mano, limpiando caminos y prados; me temo que hoy no se vea ninguna foceta por aquellos contornos, con lo que los montes son pura yesca, pasto de rayos y de desalmados pirómanos.

Harina de otro costal es la guerra de Ucrania. Estos últimos días de agosto se han cumplido los seis meses desde que se iniciara esta agresión y las noticias sobre la guerra comienzan a espaciarse en los medios de comunicación, como si no existiera, como si el horror se hubiera hecho cotidiano, como en aquella otra guerra, la de Siria, que empezó́ igual que ésta y que lleva ya más de diez años con la misma crudeza del primer día y con la misma vesania de entonces, pero ha desaparecido de los medios: si acaso un recuadro cuando hay una masacre. Como está ocurriendo con la de Ucrania que, a fuerza de vivir su horror día se nos ha hecho tan habitual como la subida de los precios, como la mengua del salario mínimo interprofesional.

Luz y Tinta, sin embargo, sigue fiel a su puntualidad: todos los meses aparece en el kiosco virtual el día 10 desde hace más de una década, como una cigüeña consecuente con su destino y con un ramo de flores en el pico, invitando a nuestros lectores a una reflexión serena de su propia vida a través de nuestras imágenes que, como el slogan de Moldeando la luz, no dejan indiferente a nadie. Ni siquiera a aquellos que alientan los incendios o que silencian una guerra que solo tiene su justificación en la crueldad de una mente sangrienta. Eso sí, sabiendo que esto es pura retórica, porque una guerra, cualquier guerra, nunca tiene justificación.

                  Mal que nos pese.

Francisco Trinidad

Para descargar la revista en "pdf" PINCHA AQUÍ

Para ver la revista en multimedia con videos, decargarla gratuitamente. PINCHA AQUÍ

También puedes verla AQUÍde forma directa

También se puede adquirir impresa en papel con la imprenta que recomienda la plataforma NING. Ni Moldeando la luz, ni Luz y Tinta, tenemos nada que ver con esas operaciones de compra y venta.

 

 

 

web counter
Leer más…

Luz y Tinta Nº 125

10633101257?profile=RESIZE_710x

PRESENTACIÓN

Vacaciones

No sé yo quién inventó las vacaciones, o quién las instauró; pero seguro que estaba pensando en mí o en alguien como yo: alguien que no se pasa los días de asueto tumbado al sol, con frecuentes visitas al chiringuito, sino que las vacaciones le sirven para hacer una pausa en el camino, para mirar de frente al horizonte de los proyectos y en algunos casos para cambiar de rumbo. Para mí las vacaciones son esencialmente eso, reflexión y mirada profunda a la brújula personal y a cuantos papeles marcan encima de mi mesa los objetivos que esperan su turno en esa agenda mental que configura el ritmo de mis días.

Dicen que el dios de los cristianos inventó el descanso dominical y más tarde, mucho más tarde, la revolución industrial y el maquinismo propiciaron el fin de semana, una pausa para respirar oxígeno que permita retomar otra semana. Pero las vacaciones, esa sensación de que hay un corte profundo, un antes y un después, son otra cosa y permiten un respiro largo.

En mi caso, ya digo, aprovecharé estas vacaciones de verano -LUZ Y TINTA no reaparecerá hasta septiembre, como todos los años— para encajar en los esbozos de futuro todas las posibilidades y toda la barahúnda del presente, tan agitado y caótico en general y tan activo y precipitado en los últimos meses en mi situación personal.

Así que durante esta pausa, y para no perder la costumbre, no renunciaré a la actualidad, a la que me asomaré todas las mañanas a través de la prensa; y dentro de ella, tendré muy presente ña deriva criminal e imperialista de Putin con sus cañones y sus misiles y sus brigadas de miles de soldados armados hasta los dientes. Alguien que no recuerdo ahora ha dicho recientemente la guerra —cualquier guerra, pienso yo— es producto de la ignorancia; y lo suscribo.

Como estamos en verano, y de vacaciones, no me importa repetirlo, aprovecharé apara acudir a alguna fiesta popular de las que en Asturias llamamos de prao; es decir, una fiesta con todos los ingredientes lúdicos y gastronómicos para levantar el ánimo, como en la reciente canción de Nando Agüeros: “cuando restalla la sidra, restalla Asturias entera”. Me sumaré a ese restallu.

Lógicamente aprovecharé para leer. Es algo que hago habitualmente, pero durante esta pausa de julio—agosto procuraré ponerme al día de algunas novedades que aguardan encima de mi mesa. Y para escribir: entre otras cosas debo corregir y dejar lisos para la imprenta dos libros que habrán de marcar mi otoño.

Y eso sí, pienso seguir madrugando y acostándome tarde —los años no solo restan posibilidades al calendario, sino también horas al sueño— y pienso sobre todo en que los relojes giren sus manecillas a mi favor.

Y por supuesto, prometo pensar en Luz y Tinta, darle una vueltina a su diseño, imaginar alguna novedad y sobre todo, sobre todo, seguir disfrutando de lo que hago y de lo que pienso seguir haciendo.

Francisco Trinidad

 

Para descargar la revista en formato pdf. PINCHA AQUÍ

Para descargar la revista y verla  gratuitament a pantalla completa,  PINCHA AQUÍ

 

 

Leer más…

Luz y Tinta Nº 124

10569201652?profile=RESIZE_710x

PRESENTACIÓN

A vueltas con las “cookies”

Estos días de atrás, por aquello de la obsolescencia programada, he tenido que cambiar mi móvil. ¿Que no saben lo que es la tal obsolescencia? Pues dense una vuelta por Google, busquen oportunamente y verán que hostia se pegan.

Siguiendo con el cambio de móvil, me ocurrió —y ellos sabrán por qué— que me desaparecieron muchos de los contactos. Cuando hice el tránsito del teléfono antiguo al nuevo, y para ver cómo sonaba el reciente aparato, le pedí a mi mujer que me llamara. Mi sorpresa fue que su contacto había desaparecido, así que me apresuré a añadir el contacto de mi esposa y, para mayor sorpresa (y ya van dos), no me hizo falta más que dar al “ok”, porque el teléfono me apuntó el nombre y apellidos de mi señora. Con un par. Lo comenté con ella y convinimos ambos que eso era cosa y fruto de las “cookies”, esas invisibles galletitas que acaban sabiendo todo de nosotros sin que nosotros sepamos de ellas más que su existencia silenciosa y quién sabe si maliciosa. Así que me eché a temblar.

Y mira que me gustan las galletas; o mejor, me gustaban, porque últimamente, por aquello de la diabetes tipo 2, las tengo relegadas al olvido o al imaginario desván de los lujos prohibidos. Pero, a pesar de estos pesares, vengo hoy a hablar de otras galletas, las llamadas “cookies” que nos controlan en internet.

Lo cierto es que las tales “cookies” tienen un control absoluto sobre nuestros comportamientos en la red. Cada vez que se entra en una página nueva piden autorización para la vigilancia. Personalmente siempre autorizo, porque lo único que pueden sacar en cuestión de mi disco duro y mi memoria RAM son textos y más textos: los míos y los que acopio en mis investigaciones para ayudar a los míos y, total, la pretensión última de estos apuntes es que se lean fuera de mi ordenador. Claro que quien los lee a través de las “cookies” es una máquina que programa la publicidad que me van a servir en mis navegaciones y no sé si otras incursiones en mis dominios informáticos.

Ahora bien, siempre me quedará la duda de cómo mi teléfono nuevo —sí, nuevo de paquete— sabe el nombre y apellidos de mi esposa si nunca me lo ha preguntado y yo no se lo he dicho. La verdad es que este nivel de vigilancia y de conocimiento que tienen de nosotros y de nuestros datos no solo intimida sino que, hablando en plata, acojona. No me extrañaría que mañana, o cuando acuda al cajero en busca de 200 miserables euros me informe, en plan chincha rabiña, de que mi vecino acaba de sacar 2.000 hace un par de horas.

Y el pobre de Chaplin, en sus Tiempos modernos, nos alertaba del trabajo repetitivo y las tuercas que siempre giraban en el mismo sentido. Frente a Google y adláteres quisiera verlo yo. Seguramente que, en lugar de merendarse una bota vieja con sus clavos y todo, se comería, a mordiscos decididos, un ordenador con todos sus circuitos, sus cables, sus conexiones visibles e invisibles y todo el paquete de “cookies” con sus múltiples ojos y su conocimiento exhaustivo de nuestras necesidades y quién sabe si de nuestros pensamientos. Vae victis!

"Fe de erratas
Por la clásica inadvertencia de última hora se nos coló una errata que no pudimos corregir porque había que desmontar todo el montaje de videos que acompañan la revista y empezar de nuevo. Así que ahí quedó "Ouka Lele" cuando debiera decir Ouka Leele. Nuestros lectores sabrán disculpar el gazapo."

Francisco Trinidad

Para descargar la revista en formato pdf Pincha aquí.

Para descargar la revista, verla en formato multimedia o comprarla Pincha aquí.

 

contador de visitas

Leer más…

10533648472?profile=RESIZE_710x

La luz en la fotografía de paisaje, un libro lleno de consejos y conocimiento.

Javier Martínez Morán es uno de los mejores fotógrafos españoles de astronomía y paisaje. Hace ya dos años publicó su primer libro: Astrofotografía. El paisaje nocturno una obra magnífica que reseñamos en su día en este post. Ahora, ha llegado a las librerías La luz en la fotografía de paisaje, del alba al ocaso un libro que empieza en el punto del día donde el otro acaba, el momento cuando la noche deja paso a los primeros rayos del amanecer.

Cuando Javier Martínez Morán habla en este libro de “fotografía de paisaje”, lo hace de una forma integral que incluye tanto el entorno urbano como el natural y, en todos lo casos, la obra está profusamente ilustrada con las imágenes del propio Martínez Morán que, gracias a su plasticidad, le añaden al libro un valor inspiracional que suma atractivo al completo contenido técnico del que vamos a hablar.

Todos los capítulos de La luz en la fotografía de paisaje comparten una característica: los textos llevan un suculento “rebozo” de experiencia y consejos extremadamente útiles. El primero habla de cámaras, objetivos, trípodes… pero la virtud de Javier Martínez Morán es que va más allá de contarte cuál es la cobertura de un super gran angular y te explica, por ejemplo, cómo su utilidad y efecto varía completamente si lo vas a usar a pie de montaña o en la cima. De la misma forma, no se limita a hablarte de diferentes tipos de mochila sino que te hace comprender la utilidad de unas y otras en función de la salida que vas a hacer, sin dejar de lado una pequeña lección de anatomía para que comprendas cómo debe adaptarse a tu cintura o cuál debe ser su altura. 

Dicho de otra forma, este capítulo y los otros ocho que componen la obra brillan por su enfoque práctico y didáctico que hacen del libro una magnífica herramienta de aprendizaje.

Cualquier fotógrafo interesado en el paisaje ha experimentado alguna vez la frustración de llegar al lugar deseado en un momento inadecuado para conseguir la fotografía que le habría gustado captar. Para tratar de evitar esas situaciones entra en juego la planificación, que es el tema del segundo capítulo de la obra. En él Martínez Morán pasa revista a las principales herramientas que nos permiten prever con antelación dónde estarán el sol, la luna y las estrellas o cuál va a ser la situación meteorológica de un determinado lugar o que ponen a nuestra disposición la cartografía para llegar a él con o sin cobertura de móvil. 

De paso, también nos ofrece en este capítulo dedicado a la planificación una breve lección de meteorología para entender mejor el comportamiento de los distintos tipos de nubes en el amanecer, el atardecer o al mediodía.

Como buen fotógrafo de paisaje, Javier Martínez Morán acostumbra a pasar mucho tiempo en un lugar con el trípode plantado y registrando con su cámara cómo varía la luz del amanecer o del atardecer para conseguir finalmente imágenes espectaculares. Porque si algo tiene la luz natural es que cambia, se transforma continuamente y esas variaciones centran el contenido del tercer capítulo del libro. Ahí se habla sobre la hora azul y la dorada, la del mediodía y las distintas intensidades y colores que nos proporciona el sol con diferentes condiciones atmosféricas.

Con todo ese contenido por delante, es en el capítulo 4 de La luz en la fotografía de paisajes donde Martínez Morán enseña al lector todos los conceptos a tener en cuenta a la hora de la toma. Habla de la medición de la luz y sus modos, del histograma y su interpretación, la ampliación del rango dinámico, el uso de filtros, el ISO, el enfoque, etc. Es posiblemente el capítulo que reúne los contenidos más generalistas pero, por supuesto, totalmente significativos para la fotografía de paisaje.

Los capítulos 5, 6 y 7 constituyen el apartado “Ejemplos” del libro y son un verdadero tesoro. 124 páginas divididas en Amanecer, Mediodía y Atardecer donde Javier Martínez Morán disecciona 13 fotografías. Incluye absolutamente todo sobre ellas, desde la planificación, circunstancias de la sesión y las diferentes tomas realizadas hasta los pasos del revelado en Lightroom para llegar a la foto final. Por la profundidad del tratamiento y la profusión de datos, la explicación de cada una de estas fotografías equivale a una verdadera clase magistral o masterclass como injustificadamente se estila decir hoy en día.

Finalmente, los capítulos 8 y 9, agrupados bajo el epígrafe Recursos Extra, son un riquísimo compendio de técnicas especialmente útiles en la fotografía de paisaje urbano o natural y aplicables a muchos otros géneros. Aquí es donde el autor nos explica cómo se hace un Focus Stacking, las panorámicas, los ajustes locales, la eliminación de personas de una escena, la corrección de perspectivas, el efecto Orton, etc. Los explica de forma sucinta pero suficientemente detallada para que el lector sea capaz de aprender a realizarlos.

Por todo lo dicho, creo que estamos ante un valioso libro útil, bien hecho y magníficamente ilustrado que merecería ser traducido a otras lenguas ya que no tiene nada que envidiar a los títulos que tantas veces nos llegan del mercado anglosajón.

El libro puede ser adquirido desde este enlace:  La luz en la fotografía de paisaje, del alba al ocaso

 

 

Leer más…

10513539070?profile=RESIZE_710x

Premio Nacional de Fotografía 2005, se dio a conocer por sus fotos coloreadas a principios de los años ochenta.

La fotógrafa Ouka Leele ha fallecido este martes, un mes antes de cumplir 65 años, según han informado a Efe fuentes de la familia de la artista.

Bárbara Allende Gil de Biedma, conocida como Ouka Leele, ha muerto esta tarde en un hospital de Madrid, acompañada por su hija y otros familiares y amigos, tras una larga enfermedad. Sus restos mortales van ser trasladados al Tanatorio de San Isidro, según las mismas fuentes.

Premio Nacional de Fotografía 2005, Medalla de Plata de la Comunidad de Madrid, Ouka Leele recibió el pasado 15 de mayo la Medalla de Madrid que concede el Ayuntamiento de la capital, entre otras muchas distinciones.

Apasionada del color, se dio a conocer por sus fotos coloreadas a principios de los años ochenta y se convirtió en un referente y un miembro destacado de la Movida Madrileña.

Desde finales de los 70, ha expuesto en numerosos países y tiene obra en instituciones como el Museo Reina Sofía, la Fundación La Caixa o la Colección ARCO.

«Desde muy pequeña he estado tocando el arte, pintando. La fotografía no la buscaba. De pequeña no me interesaba nada. De hecho, la primera cámara que tuve me la regalaron en la primera comunión, creo, y nunca la usé», afirmaba la artista en una entrevista con Efe en 2019.

En ese encuentro, afirmaba también: «Me siento cómoda en todas las disciplinas artísticas en las que yo pueda dar algo. Creo que no es importante el medio, sino la finalidad».

El Ministerio de Cultura lo lamenta «profundamente»

El Ministerio de Cultura y Deporte ha lamentado «profundamente» el fallecimiento de la fotógrafa Ouka Lele.

«Fue la fotógrafa más destacada de La Movida. En 2005 fue reconocida con el Premio Nacional de Fotografía», ha publicado el ministerio en un mensaje en Twitter.

La fotógrafa Ouka Leele, fallecida este martes a punto de cumplir los 65 años, fue uno de los espíritus eclécticos de la Movida Madrileña al destacar con su obra de fotografías pintadas en lo que se vino a llamar la «posmodernidad».

 

Ouka Leele, la eclosión de una estrella en plena Movida madrileña

La exposición ‘Ouka Leele. Supernova’ ofrece una retrospectiva sobre los inicios de la fotógrafa, un reflejo del estallido de la contracultura en España

10513541099?profile=RESIZE_710x

La palabra «libertad» ha sido una de las más escuchadas en los últimos tiempos. Bien por la manera que ha tenido el discurso político de instrumentalizarla o caricaturizarla, o bien por la añoranza de la misma tras más de un año de pandemia marcado por las restricciones. Ahora que parece verse algo de luz al final del túnel, algunos auguran un período de explosivo libertinaje similar al que se vivió en los 80, cuando la juventud española, reprimida y aletargada hasta el momento, vivió un proceso de emancipación liberadora sin precedentes. Un período que se conoce como La Movida madrileña (aunque se extendió al resto de España también), que significó una auténtica estampida de creatividad derivada del reencuentro con esa «libertad» olvidada.

Bárbara Allende Gil de Biedma (Madrid, 1957), más conocida como Ouka Leele, es una de las referentes que mejor ejemplifica el eclecticismo y la extravagancia de ese auge artístico en los años de la España postfranquista. Una artista atípica y multidisciplinar (pintora, poeta y fotógrafa), que ganó el Premio Nacional de Fotografía en 2005. Su última exposición: Ouka Leele. Supernova, en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, ofrece una retrospectiva sobre los inicios en la carrera de la fotógrafa, como un reflejo del surgimiento de la contracultura de los 70 y 80.


10513542076?profile=RESIZE_710xOriginal para Europa Requiem?!, en el que aparece por primera vez el nombre de Ouka Leele, una estrella inventada, 1977. El HortelanoFoto: Archivo Lafuente

Esta exhibición se centra en facetas no tan conocidas como la de ilustradora y creadora de viñetas. No existe un orden realmente definido, al igual que su obra, la exposición fluctúa de forma libre a través de momentos y anécdotas de su vida, como su relación con el resto de colegas de la Cascorro Factory: Ceesepe, el Hortelano (de quien tomó el nombre de «Ouka Leele») y Alberto García-Alix. También se muestra, en una película de Super-8, cómo acudió a la presentación de su serie Peluquería en la sala Redor de Madrid en 1980: con un cochinillo en la cabeza y un vestido negro con forma de fuelle de cámara fotográfica, al mismo tiempo que proclamaba: «Yo soy Ouka Leele, la creadora de la mística doméstica».

10513543094?profile=RESIZE_710x

Vista de la Exposición Ouka Leele. Supernova.Foto: Lucas Méndez

La colaboración entre el Círculo de Bellas Artes de Madrid y el Archivo Lafuente, institución que conserva unos 1.500 fondos de la obra de la artista –la mayoría inéditos–, ha promovido la reunión de trabajos fotográficos, dibujos, material audiovisual y proyectos editoriales correspondientes a los inicios de la artista durante la década de los 70 y 80. Una retrospectiva con una mirada diferente, ya que se trata de la primera exposición en la que ella no participa en el montaje. Un amplio retrato poliédrico de los primeros años de la artista madrileña en los que definió su estilo y creó su personaje.

La muestra enfatiza en su dimensión como dibujante gracias a la recopilación de historietas y bocetos de estudio que envuelven la sala. Más allá de una amplia selección de fotografías en blanco y negro, resulta interesante el protagonismo que adquiere el color. Un cromatismo sobrexpuesto y desnaturalizado con tonos ácidos, que apoyan la vivacidad latente de estas obras primigenias. Forman parte de esta retrospectiva series como Peluquería o Señoras elegantes, aparte de algunos trabajos menos conocidos como La familia y Caperucita Roja con mocos y sin una pierna. Sin olvidar el papel que tuvo en la difusión de la cultura underground y sus colaboraciones en cabeceras históricas como StarDisco Express o La Luna de Madrid.

10513544294?profile=RESIZE_710x

Mural de El beso, 1980. Ouka Leele, en la Exposición Ouka Leele. Supernova.Foto: Lucas Méndez

El universo de Ouka Leele es personal, onírico, provocador, desconcertante e irónico. La sensación de experimentación constante envuelve con un toque de espontaneidad teatralizada este recorrido a través de atuendos extravagantes y estimulante expresividad. El surrealismo inquietante y sugerente de sus imágenes se muestra como un reflejo de la ansiedad inherente a una época de insólita liberación juvenil. Por eso, puede que volver sobre su obra, mientras se articula eso que llaman «nueva normalidad», sea una buena forma de recordar aquello que vivieron aquellos jóvenes que volvieron a experimentar el significado de ser libres.

La exposición Ouka Leele. Supernova se enmarca dentro del programa de PHotoEspaña 21 y se puede visitar en la Sala Goya del Círculo de Bellas Artes de Madrid hasta el 24 de octubre.

Lucas Méndez Chico-Álvarez

BIOGRAFÍA

Bárbara Allende Gil de Biedma, conocida por su nombre artístico Ouka Leele (Madrid, 29 de junio de 1957-Madrid, 24 de mayo de 2022)1​ fue una artista, pintora, poeta y fotógrafa española. Obtuvo el Premio Nacional de Fotografía en 2005.

Hija de María del las Victorias Gil de Biedma y Vaillant y de Gabriel Allende Maíz, hermana de la fotógrafa Patricia Allende y sobrina del poeta Jaime Gil de Biedma.

Inclinada al principio hacia la pintura, cursó Bellas Artes, aunque abandonó la carrera para iniciar estudios de piano, al tiempo que acudió al Photocentro de Madrid para aprender fotografía. Tras publicar sus primeros trabajos en un libro llamado Principio, comenzó a exponer en 1978. Sus fotos eran habitualmente en blanco y negro, ya que odiaba el color. Cuando le encargaron una imagen para una portada, decidió inventar ella misma el color, comenzando a colorear sus instantáneas.2​

Fue una de los protagonistas principales de la Movida madrileña de comienzos de la década de 1980. De formación autodidacta, destacan sus características fotografías en blanco y negro pintadas a mano con acuarela. Mezcló las tradiciones españolas con un gran colorido típico de esta artista. Su obra fue expuesta en ciudades como París, Londres, Tokio, São Paulo, Tel Aviv, Shanghái, Beijing, Roma, Buenos Aires, Colonia o Nueva York, entre otras. En 2005, le fue concedido el Premio Nacional de Fotografía.

Su nombre artístico tiene su origen en una obra del pintor «El Hortelano», un mapa de estrellas inventado completamente por él, en el cual aparecía una estrella llamada «Ouka Leele». Bárbara quedó maravillada por esta palabra y decidió que quería firmar sus obras así. Reforzada en esta decisión por su primer galerista, Albert Guspi, expuso desde entonces su obra bajo este seudónimo, al que quitó una E, firmando como Ouka Lele hasta 1999 en que volvió al nombre original «Ouka Leele».

Según sus propias palabras, Ouka Leele entiendió la fotografía como «poesía visual, una forma de hablar sin usar palabras». Compañera de fatigas de artistas como Javier Mariscal, Ceesepe, Alberto García-Alix o Pedro Almodóvar, residió en Barcelona, Madrid o Nueva York desde su juventud. Superó un cáncer. Detuvo el tráfico de la Plaza de la Cibeles, en Madrid, con el fin de realizar la reconocida fotografía Rappelle-toi Bárbara, que representaba el mito de Atalanta e Hipómenes.

Su obra ha sido reproducida en multitud de revistas como Diorama, Photo Magazine, Telos, Dezine, o Reviste Actuel. Colaboró en casi todas las ediciones del festival ARCO, que alberga parte de su obra en su colección. Impartió talleres sobre su especialidad en festivales, centros culturales y universidades.

En 1996 trabajó junto a Concha García Campoy en el libro La doble mirada y en 2002 preparó una serie de dibujos y serigrafías para el Cantar de los cantares del rey Salomón. En Ceutí (Murcia) ha realizado un mural al aire libre de casi 300 metros cuadrados denominado por la propia artista «mi jardín metafísico»; su única obra de tales características. Nominada a un premio Goya en 2010

Fue retratada por el director de cine Rafael Gordon en la película La mirada de Ouka Leele, nominada a los Goya en 2010 y que transcurre en gran parte en Ceutí (Murcia) durante la elaboración de su mural. Fue nombrada Embajadora de la Candidatura de Segovia a Capital Europea de la Cultura en 2016.

Falleció el 24 de mayo de 2022 en Madrid a la edad de sesenta y cuatro años.

 

Galardones

Medalla de plata de la Comunidad de Madrid, 2012

III Premio Nacional de Fotografía Piedad Isla de la Diputación Provincial de Palencia, 2012

Premio Nacional de Fotografía, 2005

Premio de Cultura de la Comunidad de Madrid, 2003 (categoría fotografía)

Ayuda para Artistas Jóvenes del Ministerio de Cultura, 1982

Premio Ícaro de Artes Plásticas, concedido por el desaparecido periódico madrileño Diario 16, 1983.

Museos y colecciones que poseen su obra

Centre de la Vieille Charité, Marsella

Centro Andaluz de la Fotografía

Colección Arco, Madrid

Fondation Cartier, París

Fundación La Caixa, Barcelona

Instituto Cervantes, Lisboa

Museo al Aire Libre de Ceutí, Murcia

Museo de Alcobendas, Madrid

Centro Atlántico de Arte Moderno, Las Palmas de Gran Canaria

Centro Municipal de las Artes, Alcorcón, Madrid

Museo de Arte Contemporáneo de Ibiza

Museo Español de Arte Contemporáneo, Madrid

Museo Municipal, Madrid

Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Madrid

Tabaco Gitanes, París.[cita requerida]

Fundación Provincial de Cultura, Cádiz

Fundación Antonio Pérez de San Clemente, (Cuenca).

Fundació Suñol, Barcelona

Libros

La Llave de la Jaula

Pan de Verbo

Este libro arde entre mis manos

De la Embriaguez Desnuda

El Cantar de Los Cantares

Poesía en carne viva

Ouka Leele. El nombre de una estrella

Ouka Leele inédita

Bibliografía sobre Ouka Leele

Álvarez, J. D. Esa luz cuando justo da el sol. Biografía de Ouka Leele (Neverland Ediciones, 2006).

Leer más…

Luz y Tinta Nº 123

10496486283?profile=RESIZE_710x

 

PRESENTACIÓN

Hay un libro, que ha marcado toda la poesía española del siglo XX, y me atrevería a decir, toda la literatura del siglo y cuyo título me ronda estos días cuando me asomo a los periódicos de la mañana, a los informativos de la tarde, a los diarios digitales en pertua actualización. Se trata de La realidad y el deseo, de Luis Cernuda, que parece marcar la dialéctica entre lo que ocurre y lo que quisiéramos que ocurriera.

Lo que ocurre actualmente es bien triste o, por mejor decir, suficientemente significativo de la realidad tan convulsa que nos toca vivir. En España, sin ir más lejos, mientras escribo se rumia en todas las tertulias el cese, o la dimisión forzada, creo que se me entiende, de la directora del CNI como cabeza de turco de un error o de una concatenación de errores que, me imagino, como compete a los servicios

secretos, jamás nos explicarán en detalle.
En Europa, la crisis de Ucrania, con miles de muertos y miles de desplazados que huyen de la muerte cierta buscando refugio en zonas menos problemáticas, alejándose de una guerra infernal e interminable que está dejando al aire las vergüenzas políticas y diplomáticas de esta Europa que se tambalea sin destino.

En Asturias, junto a otros problemas estructurales que están mermando la población dejando zonas abandonadas —lo de la España vaciada no es un tópico—, se suma ahora un problema puntual que es solo ejemplo de otros muchas en otros muchos momentos. Siguiendo pautas de política empresarial desmemoriada, cierra ahora la fábrica de Danone en Salas, dejando en el paro a todos sus trabajadores y llevándose la producción a Francia. Y ya digo, es solo un ejemplo, sangrante, eso sí, como todo lo que atañe en estos tiempos a la vida de los trabajadores.

El mundo entero, con China a la cabeza, sigue inmerso en esta pandemia que no cesa y que cada día descubre nuevas variantes y nuevas incertidumbres.

En este panorama, que quizás he pintado menos acerado de lo que realmente es, solo se salvan las dos clásicas válvulas de escape: el fútbol, a pesar de que hayamos descubierto recientemente que todo es mentira y que los goles tienen precio, y últimamente el tenis, con esa gran esperanza blanca, Alcaraz, que viene a ocupar el trono de Nadal con todo el ímpetu de sus diecinueve años.

Personalmente, para entrar en el mundo del deseo que apuntaba Cernuda, me conformo con que no me tomen el pelo, con encontrar un libro para leer plácidamente, con poder escribir de vez en cuando algo que me guste y con disfrutar mes a mes de Luz y Tinta.

Francisco Trinidad

P.S.- Este mes he tenido un grave problema técnico y, como me encuentro fuera de Asturias, me ha resultado difícil su solución, por eso la revista sale con retraso y posiblemente con algún error de composición que nuestros generosos lectores sabrán perdonar. Esta presentación, sin ir más lejos, se escribió el día 9 de mayo y quizás, cuando pueda subirse la revista, haya perdido actualidad.

 

 Para descargar la revista en pdf PINCHA AQUÍ

 Para ver y descargar la revista en multimedia PINCHA AQUÍ

 

 

Leer más…

10452176276?profile=RESIZE_710x

Por Iris Encina.

Con motivo de mi cumpeaños mi amigo Maylin me regaló este apreciado libro. Después de leerlo no puedo por menos que recomerdarlo a todos aquellos que en la disciplina fotografía profundizan en el arte del retrato.

Destinado a aquellos que quieren iniciarse o perfeccionar su técnica de retoque de retratos, JdeJ Editores ha publicado Retratos con Alma. Los Secretos de la Edición Fotográfica, una obra de Iris Encina, fotógrafa y retocadora que comparte en este libro su flujo de trabajo y las herramientas que emplea para pasar del retrato obtenido en la toma, al retrato final que llegará a manos del cliente.

En realidad, en ese camino, lo que la autora ofrece al lector son las pautas para familiarizarse con un modo de trabajo ordenado y unas herramientas que le pueden permitir utilizar el retoque de retratos no sólo para corregir defectos, sino también para darle a las imágenes un toque personal. 

En Retratos con Alma. Los Secretos de la Edición Fotográfica nos encontramos ante un volumen que se centra cien por cien en el revelado y el retoque fotográfico y que se ciñe, yo diría que con fidelidad, al modo de trabajo de la autora y a las herramientas que ella emplea de manera más habitual para dar el toque final a sus retratos.

La estructura de esta obra es efectiva y da muy escasa cabida a enfoques teóricos para centrarse al completo en los aspectos prácticos. Sus contenidos se pueden dividir en cuatro grupos. Uno de tres capítulos relacionados con el equipo (espacio de trabajo, monitor, calibración, etc.) la exportación de ficheros y el flujo de trabajo. Otro bloque desarrollado en un sólo capítulo donde se explica el revelado. A este le sigue el bloque más importante del libro, dedicado al retoque, sus técnicas y herramientas, contenidos que se extienden a lo largo de seis capítulos no todos consecutivos.Finalmente, hay un bloque de ejemplos prácticos con siete fotografías cuya iluminación y proceso de retoque se explican con detalle para que el lector pueda ver la puesta en práctica de todo lo explicado a lo largo de las páginas del libro precedentes.

Dentro de los seis capítulos dedicados al retoque con Photoshop se explica en detalle cómo trabajar el dodge and burn, es decir aclarado y oscurecimiento, tanto para el resaltado de volúmenes como para la corrección de defectos. Se muestra también cómo hacer una separación de frecuencias y sus aplicaciones y cómo tratar el color, un aspecto al que la autora da mucha importancia en el estilo de sus fotografías que, cromáticamente, tienen una clara inspiración pictórica. Además, se repasa el retoque de cejas, ojos, pelo, etc. y la importancia de las selecciones y las capas para el trabajo no destructivo.

En cuanto al revelado, es importante resaltar que Iris Encina utiliza para su trabajo Capture One Pro y es el proceso de revelado mediante este programa el que ella explica en el libro. No ha considerado necesario hacer un capítulo equivalente para guiar en ese mismo proceso de revelado a los usuarios de Lightroom o Photoshop Camera Raw.

Hace ya bastante tiempo que el panorama editorial en español no registraba la aparición de un título dedicado al retoque, ni original ni traducido, y este es un volumen sólido porque se basa directamente en la experiencia profesional de una fotógrafa que, además, tiene una amplia experiencia docente presencial y online y sabe cómo explicar la materia que aborda.

El libro puede adquirirse a través de este enlace:  Retratos con Alma. Los Secretos de la Edición Fotográfica

Leer más…

Luz y Tinta Nº 122

10395911495?profile=RESIZE_710x

PRESENTACÍON

 

... y cacareando.

Mientras escribo para cerrar este número de Luz y Tinta —número 122, cifra nada desdeñable—, pensando en recrearme siquiera momentáneamente en la propia dinámica de la revista y de quienes la componemos, resuenan como un grito desesperado las noticias del exterior: una huelga de camioneros recién terminada que ha puesto en jaque la distribución de mercancías en nuestro país y nos ha puesto frente al espejo de la cotidianidad unos precios disparados y en algunos casos disparatados, como salidos de su eje; la convulsión política nacional, con un PP en horas bajas que se aferra al clavo ardiendo de VOX para no perder comba popular; el eco interminable de la corrupción política, que estos días se enfanga en el caso de las mascarillas madrileñas con unas comisiones esas sí, disparatadas por un escaso cuando no nulo servicio al ciudadano; y sobre todo la guerra, la salvaje guerra de Rusia contra Ucrania que, como todas las guerras, está revelándonos lo peor de la condición humana: una guerra que los expertos auguran que será́ larga y acabará cambiando la fisonomía de Europa y de su economía, dejando un rastro de emigración dolorida y hambrienta en busca de pan y de cobijo.

Y sin embargo, parece que la noticia de estos días —por no decir la noticia del año— es la bofetada de Will Smith a Chris Rock, presentador de la gala de los Oscar. Pan y circo, en fin.

Por eso, por esta capacidad de la conciencia humana para evadirse de los problemas y de los compromisos, apetezco hoy centrarme en nosotros mismos, en esta revista que lleva caminando más de una década y que de vez en cuando nos da alguna satisfacción. Como en estos momentos. Veamos.  

Ya en su momento dije, recordando a la gallina en el momento de poner sus huevos, que teníamos que “cacarear” más nuestros logros y me comprometí́ a hacerlo. Por eso no está́ de más mirar a nuestro propio ombligo.

Nuestro nivel de visitas ha ido creciendo igual que nuestro número de páginas y hoy, a pesar de la ausencia de nuestros amigos y colaboradores rusos y ucranianos, se sitúa en torno a las 20.000 visitas mensuales.

Nuestro promotor, José́ Luis Cuendia, “Guendy”, se ha estrenado como productor ejecutivo de la película “El Hogar”, de Julio de la Fuente, a la que obviamente dedicamos varias páginas en este número. Y en estos momentos prepara a marchas forzadas el rodaje de su primer corto como director, Solo, basado en el cuento homónimo de Armando Palacio Valdés y en el que habré de tener alguna participación.

Nuestro colaborador Laudelino Vázquez cierra en este número las correrías de Miguel Miralles y tiene ya comprometida su recopilación y edición en libro con una editorial asturiana. Lógicamente habremos de informar en su día de todos los detalles.

 Monchu Calvo y su hermano acaban de recibir otro premio fotográfico, éste en Langreo, por sus fotos sobre el concejo de Caso.

Y para terminar, yo mismo he publicado una novela corta en Amazon, Vaivén de la memoria se titula, de la que hasta el momento —ya se sabe, en casa del herrero...— no he dado noticia ni estas paginas ni en Moldeando. Aunque todo se andará.  

En fin, que la vida sigue con sus alegrías y sus miserias, y que Luz y Tinta prosigue dando motivos para “cacarear” sus logros.

 

Francisco Trinidad

 

Para descargar la revista en formáto pdf  PINCHA AQUÍ

Para ver la revista en formato multimedia PINCHA AQUÍ

 

 

 

 

 

 

Leer más…

10163267884?profile=RESIZE_710x

Los libros  de viaje y fotografía sobre las regiones incluidas en el Círculo Polar Ártico son cada vez más frecuentes sin que podamos llegar a decir numerosos. David Rocaberti, de la mano de la colección Fotoclub de Anaya Multimedia, ha contribuido a aumentar esa biblioteca especializada con un nuevo título: Ártico, fotografiar aventuras y grandes viajes.

En esta obra, Rocaberti aquilata conocimientos y sistematiza las experiencias de media docena de viajes a las regiones polares de Islandia, Noruega y Suecia en verano y en invierno y lo hace con el afán de poder ofrecer, fundamentalmente a los fotógrafos, una serie de informaciones que, de hecho, responden a las múltiples preguntas sobre esta temática que el autor ha recibido a través de sus redes sociales.

Para empezar por el principio de lo que Rocaberti relata es preciso hacer una afirmación: viajar más allá del círculo polar no es fácil. A partir de ahí, las páginas del libro van desbrozando el camino para ayudar a que lo difícil tampoco sea visto como una misión imposible.

A ese propósito esclarecedor se dedica el primer capítulo de la obra bajo el enunciado Consideraciones Comunes donde se incluye información y sugerencias sobre la planificación del viaje, la cultura gastronómica, el transporte, el alojamiento y, por supuesto, la importantísima información sobre el equipo tanto fotográfico como de vestimenta que debemos llevar para hacer frente al rigor extremo de las situaciones climatológicas que nos encontraremos en la región polar. Tanto esto como todo lo demás incluido en el libro, Rocaberti lo narra en primera persona echando mano de vivencias y anécdotas.

Una vez explicado lo básico sobre el planteamiento del viaje, Rocaberti dedica el siguiente capítulo a La Aurora Boreal lo que tiene sentido porque, sea cual sea nuestro destino Ártico, si hace el frío suficiente y la suerte nos acompaña, la aurora boreal será una de esas experiencias no irrepetibles pero sí imborrables que cualquier fotógrafo desea encontrar y capturar en imágenes. El autor nos explica primero qué es una aurora y cómo reconocerla ya que la imagen del fenómeno que perciben nuestros ojos, normalmente no se asemeja ni de lejos a la belleza que las cámaras captan. Es más, podría llegar a pasarnos desapercibida. Explicado eso, Rocaberti da someros consejos sobre cómo fotografiarla y alguna ligera indicación sobre el procesado de las imágenes.

A partir de este punto, los capítulos del libro están segmentados geográficamente. Cada uno de ellos se dedica respectivamente a Islandia, la Laponia Noruega y la Laponia sueca, con el nombre promocional de Heart of Lapland. Básicamente lo que el autor hace es darnos cuenta de los principales lugares de interés en cada uno de esos destinos y, por supuesto, ilustrarlos fotográficamente con sus imágenes.

El libro puede adquirirse en este enlace: Ártico, fotografiar aventuras y grandes viajes.

Leer más…

Luminar Neo afectado por la invasión de Ucrania

10163264656?profile=RESIZE_710x

 

El equipo de dirección de Skylum, una empresa de origen ucraniano, ha hecho público un comunicado en el que anuncia que la inaceptable invasión de su país por parte del ejército ruso va a tener repercusiones en los usuarios de Luminar Neo.

Según se puede leer en su página web, “Skylum se fundó con orgullo en Ucrania, y nuestro centro de desarrollo principal se encuentra en Kiev. En este momento tan duro, lamentablemente no podemos garantizar la entrega a tiempo de las actualizaciones de Luminar Neo. Nos esforzamos por alcanzar la excelencia en todo lo que hacemos, y nos aseguraremos de seguir desarrollando y mejorando Neo y de manteneros informados de cualquier novedad”.

El comunicado hace referencia a las actualizaciones gratuitas que estaban previstas para incorporar nuevas funcionalidades a la última versión de Luminar, Luminar Neo.

Está claro que la ocupación ilegal de Ucrania por parte de Rusia, contraria a los principios del derecho internacional, va a tener múltiples consecuencias derivadas tanto de las sanciones y contramedidas que Rusia adoptará, como de la destrucción del país y sus infraestructuras. Este anuncio es una simple muestra de cómo esta acción militar agresión rusa acaba repercutiendo en personas de todo el mundo.

Mientras tanto, los habitantes de Ucrania se enfrentan a una amenaza directa a su seguridad, integridad personal y condiciones de vida.

Leer más…

Luz y Tinta Nº 120. Febrero 2022

 

10091235697?profile=RESIZE_710x

 

PRESENTACIÓN

Asesinado por la indiferencia

Recuerdo con todo detalle el primer día en que, durante el confinamiento, tuve que salir de casa y me puse la mascarilla. A los pocos pasos se me empañaron las gafas, que me tuve que quitar para poder ver algo, y entre la falta de visión y mi propia torpeza tropecé en un bordillo y caí cuan largo soy, dándome un fuerte golpe en la rodilla que me mantuvo durante más de quince días con un molesto hematoma. Ahora bien, lo que quiero destacar es que, mientras estaba en el suelo tratando de incorporarme, un joven y un señor mayor se acercaron a preguntarme si me encontraba bien o necesitaba ayuda.

He recordado este detalle personal estos días al conocer la muerte en una calle de París del fotógrafo suizo René Robert. Al parecer el pasado 19 de enero Robert, de 84 años, salió de su domicilio parisino a dar un paseo después de cenar y, por razones que desconozco, cayó en la calle, quedando tendido en una acera sin que nadie lo socorriera. Hacia las seis de la mañana un indigente —es decir, alguien que conoce muy bien los riesgos de la calle— dio la voz de alarma a la policía, pero ya nada se pudo hacer por su vida. Había muerto por congelación, víctima del abandono de quienes lo confundieran quizás con un sin techo y de quienes prefieren pasar de largo ante situaciones similares.

A los pocos días, su amigo el periodista y escritor Michel Mompon- tet denunció en las redes sociales la falta de sensibilidad y de empatía social de cuantos pudieran ver su cuerpo tumbado en la acera sin hacer nada por socorrerlo. Fue “asesinado por la indiferencia”, acusó Mompontet.

Ahora bien, en este hecho caben varias reflexiones. Si René Robert no hubiera sido fotógrafo, socialmente reconocido; si no hubiera tenido un amigo como Mompontet, escritor y periodista, es decir con acceso a los medios de comunicación; si no se hubieran dado estas circunstancias, digo, la muerte de este anciano de 84 años hubiera pasado totalmente desapaercibida, como pasan otras muchas a lo largo del año en las aceras y las esquinas de las grandes ciudades, sin que tales hechos pasen de las gacetillas habituales en algunas páginas de sucesos. Basta considerar que no ha trascendido el nombre del vagabundo que advirtió de la presencia de Robert en la calle sin poder levantarse.

Y cabe también hacerse una pregunta más cruda y más amarga. En este mundo insolidario y cruel en que vivimos, en el que todos los verbos se conjugan en singular, ¿cuántos de nosotros nos detendríamos, de noche, de madrugada, con el frío del invierno azotando las calles, a ayudar a un hombre desconocido tendido en el suelo? Quizás muchas respuestas coincidan con la actitud de aquel joven y aquel anciano que me ofrecieron su ayuda generosa y solidaria cuando me vi caído. Quizás muchas otras, para nuestra vergüenza, coincidirían con quienes se inhibieron y apretaron el paso cuando vieron a René Robert incapaz de levantarse de aquella acerca parisina en que finalmente halló la muerte.

Francisco Trinidad

Para descargar la revista en formato "pdf" PINCHA AQUÍ

 Para descargar, ver o leer la revista en formato multimedia PINCHA AQUÍ.

La revista se puede adquirir en papel fotográfico de alta calidad, PINCHANDO AQUÍ el servicio es ajeno a Luz y Tinta. En está página donde se vende la revista si estás interesado te pedirán que adjuntes el formato "pdf" que puedes descargar  PINCHANDO AQUÍ

 

 

Leer más…

10081729490?profile=RESIZE_710x

10081730071?profile=RESIZE_710x

Si hay un ámbito donde la publicación digital no puede en modo alguno desplazar al libro en papel, ese es, sin duda, el de las obras de fotografía.  Wuhan before Wuhan, publicación del fotógrafo español Jorquera (Pontevedra 1972) es una excelsa prueba de ello. Se trata de una publicación de fotografías en blanco y negro perfectamente reproducidas, páginas de diferentes tamaños, encuadernación en tapa dura con caja exterior, texto en español, inglés y chino… y, sobre todo, el talento de este fotógrafo para captar la esencia de una ciudad china, desconocida hasta hacerse viricamente famosa: Wuhan.

La Fábrica acaba de publicar Wuhan before Wuhan que no es sólo un trabajo fotográfico sino un documento del proceso de transformación personal y fotográfica de Jorquera quien previó un viaje de un año que se convertiría en casi una década en la que acabó por “ser otra persona y habitar una nueva realidad”.

En 2007, Jorquera consiguió el apoyo económico de una fundación familiar española dedicada a respaldar el arte y, gracias a ello, viajó a Wuhan. Era en aquel momento una ciudad desconocida en Occidente, situada en el interior del inmenso país y con unos ritmos muy diferentes a los de otras grandes urbes como Pekín o Shanghái. 

Su intención era irrumpir donde no hay coordenadas reconocibles ni parámetros familiares. Pero la falta de referentes y la incomunicación le llevaron al aislamiento, y este a la desorientación. Así surge un viaje más introspectivo, en el que Wuhan representa algo muy básico y a la vez universal: la búsqueda de identidad. 

 

10081731067?profile=RESIZE_710x

 

Wuhan before Wuhan es el trabajo más ambicioso de Jorquera hasta la fecha. La obra se estructura en atmósferas de interior y de exterior, en estados anímicos que perfilan un relato autobiográfico que supone a la vez un camino de búsqueda y de interpretación. 

Las imágenes de este libro se acompañan de breves textos del autor que dotan a la obra de cierta estructura autobiográfica, para recorrer, de la mano de Jorquera, esos nueve años en la ciudad de Wuhan que le transformó definitivamente. Sus clases de chino, sus compañeros en la universidad, la floración de los cerezos e incluso su propia boda. 

Como el propio autor señala, “Wuhan es donde acepté mi confusión y miedo. Donde fui capaz de extraer algo del desconcierto y el aturdimiento y de esa sensación similar al cautiverio. Donde he permitido que saliera mi parte más vulnerable. Donde he construido una narrativa fotográfica y afectiva. Un lugar en el que la vida y el trabajo se entrelazan”. 

Wuhan before Wuhan captura este proceso de transformación. En la obra la fotografía se convierte en un medio para aproximarse a los otros, una herramienta para canalizar emociones y una ventana hacia esa ciudad tan diferente en un país con códigos muy complicados de entender para un occidental. 

El libro puede ser adquirido a través de este enlace: Wuhan before Wuhan

Jorquera

Nacido en Pontevedra en 1972, Jorquera es uno de los grandes nombres de la joven fotografía contemporánea española. Su compromiso con la fotografía le ha llevado a editar en forma de libros proyectos únicos como Cuaderno Número Cero, Cuaderno de China y Tao. 

Miembro fundador del colectivo Nophoto, la trayectoria profesional de Jorquera gira en torno a China desde el año 2002. A partir de noviembre de 2007 Jorquera reside en China, donde lleva a cabo diversos proyectos artísticos y dirige la oficina del colectivo Nophoto.

Leer más…

La trama imposible de Alicia Ramírez

10053553875?profile=RESIZE_710x

Alicia Ramírez se ha convertido en una obsesión, un enigma y una precaución para algunos lectores de LUZ Y TINTA. Consciente de la dimensión que ha adquirido el “caso” Alicia Ramírez, su autor, Francisco Trinidad ha recogido en el presente folleto todas los cuentos que han aparecido sobre la tal Alicia y sus menudeos con el autor. Para una mejor comprensión de la dimensión onírica del caso, se acompañan dos relatos de Gloria Soriano y otro de Laudelino Vázquez que vienen a redondear la especie. Y, como corolario indispensable, se antepone un prólogo del Inspector Ibáñez, el que investigara los pormenores de su muerte, en el que se ponen algunos puntos sobre muchas íes y varias jotas que dan nueva dimensión a lo que empezó como un escarceo entre adultos y terminó camino del tanatorio.

José Luis Cuendia "Guendy"

Para leer el libro o descargarlo"Pincha aquí"

 

 

Leer más…

9997878298?profile=RESIZE_710x

Te decimos cómo registrarte a los cursos gratis de cine que dará Iztapalapa | Foto: www.gob.mx.

¿Te gustaría aprender sobre el séptimo arte o fotografía? Te compartimos los detalles sobre los cursos gratis de cine 2022 que dará Iztapalapa.

Así lo dio a conocer la alcaldía mediante sus redes sociales, con un anuncio en el que invita a la población a registrarse a su Escuela de Cine Comunitario y Fotografía ‘Pohualizcalli’.

Podrás solicitar tu inscripción a cualquiera de sus 18 talleres de cine o uno de sus 8 cursos de fotografía (hasta 3 talleres por persona).

También hay clases para niños y adolescentes o personas que viven con alguna discapacidad.

Se impartirán en tres modalidades: presenciales, a distancia e híbridas, tú eliges cómo quieres tomarlas. El inicio de clases será el 31 de enero.

El registro es gratis, se hace por internet y estará abierto al público en general del 7 al 14 de enero 2022. Los resultados se darán a conocer entre el 25 y 30 del mismo mes.

A continuación, te compartimos los detalles para que te inscribas o registres a tus hijos a estas actividades.

9997883493?profile=RESIZE_710x

 

Cursos gratis de cine y fotografía en ‘Pohualizcalli’ Iztapalapa

Artes escénicas

  • Actuación para principiantes: miércoles y viernes de 16:00 a 18:00 horas (híbrido).
  • Actuar frente a la cámara: lunes y miércoles de 16:00 a 18:00 horas (presencial o en línea).

Iniciación a la cinematografía

  • Apreciación cinematográfica: martes y jueves de 10:00 a 12:00 horas (en línea).
  • Historia del cine: lunes y martes de 11:00 a 13:00 horas (en línea).

Estructura audiovisual

  • Narrativas cinematográficas: jueves y viernes 16:00 a 18:00 horas (en línea).
  • Creación de historias y guion cinematográfico: viernes de 11:00 a 13:00 horas (en línea) o viernes 13:30 a 15:30 horas (en línea).

Cine documental

  • Cine documental comunitario: martes de 12:00 a 14:00 horas (en línea) o de 17:00 a 19:00 horas (en línea).
  • Cine documental con perspectiva de género: martes de 12:00 a 14:00 horas (en línea) o jueves de 12:00 a 14:00 horas (en línea).
  • El origen de una historia; laboratorio de cine documental: martes y jueves de 16:00 a 18:00 horas (en línea). 

Producción

  • Edición de video: lunes y jueves de 17:00 a 19:00 horas (híbrido) o de 9:00 a 11:00 (presencial).
  • El arte de la postproducción cinematográfica y audiovisual: miércoles de 17:00 a 20:00 horas (en línea) o jueves de 16:00 19:00 (presencial).

Introducción a la fotografía 

  • Iniciación a la fotografía: viernes de 11:00 a 13:00 horas (híbrido) y sábado de 12:00 a 14:00 horas (presencial).
  • Fotografía intermedia: martes de 11:00 a 13:00 horas (híbrido). 
  • Laboratorio de fotografía y revelado digital: lunes y martes de 11:00 a 13:00 horas (híbrido). 

Comercial

  • Arte y fotografía: lunes de 10:00 a 12:00 y de 11:00 a 13:00 horas (en línea).
  • Fotografía de estudio, producto y sociales: lunes y miércoles de 10:00 12:00 horas (híbrido).

Documental  

  • Edición fotográfica y líneas editoriales: lunes y jueves de 11:00 a 13:00 horas (en línea).
  • Fotografía forense: martes y jueves de 15:00 a 17:00 horas (híbrido). 
  • Fotoperiodismo y fotografía documental: lunes de 16:00 a 18:00 horas (en línea).

Infantil

  • Actuación para niños (6 a 11 años): martes de 11:00 a 13:00 horas (en línea) y miércoles de 15:00 a 17:00 (presencial).
  • Cine para niños (7 a 11 años): martes y jueves de 16:00 a 18:00 horas (en línea).
  • Cine para niños (8 a 11 años habitantes de CDMX y Edomex): martes y jueves de 16:00 a 18:00 horas (híbrido).
  • Iniciación fotográfica para niños (6 a 9 años): martes de 16:00 a 18:00 horas (híbrido).
  • Iniciación fotográfica para niños de continuidad (8 a 12 años): martes de 16:00 a 18:00 horas (híbrido).

Juvenil

  • Animación experimental para adolescentes (13 a 17 años): viernes y sábado de 16:00 a 18:00 horas (en línea).
  • Iniciación a la fotografía para adolescentes (13 a 17 años): viernes de 13:00 a 15:00 (híbrido) sábado de 10:00 a 12:00 horas (en línea).

Inclusión

  • Fotografía para personas con síndrome de Down: sábado de 9:00 a 11:00 (híbrido) y martes de 16:00 a 18:00 horas (en línea).
  • Fotografía para personas ciegas y débiles visuales: lunes y jueves de 17:00 a 19:00 horas (híbrido). 

Así es el registro a los cursos gratis de cine

Para registrarte PINCHA AQUÍ

Si existiera algún problema con el enlace esta es la URL

https://docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLSeFQxlIWKSfQeKtG0zXi75IgmryTKRhDfsdut3giJaG9B_Y8Q/viewform

A la hora de apuntarte a las clases recuerda que hay 7 horas de diferencia entre España y Mexico

Leer más…

Luz y Tinta Nº 119. Enero 2022

9994601278?profile=RESIZE_710x

PRESENTACIÓN

Reflexiones de año nuevo

Al doblar la última esquina de 2020, suspirábamos por hacer realidad el tópico —año nuevo, vida nueva...—, sobre todo en relación con la evolución de la pandemia: habíamos alimentado la ilusión de pasar página, de que todo acabara en una mala experiencia; y sin embargo, una nueva oleada, que los expertos han bautizado como ‘ómicron’, está de nuevo trayendo toda la inquietud del mundo. Algunos virólogos dicen que éste es el canto de cisne del coronavirus; otros, en cambio, le dan más posibilidades a la enfermedad, con nuevas variantes que acabarán contagiándonos a todos antes o después, hasta que las vacunas alcancen el nivel de idoneidad y de inmunidad que todavía no han conseguido.

Esta pandemia ha entrado a cuchillo en nuestro sistema inmunitario y habrá que seguir no sé cuánto tiempo más —esperemos no agotar el alfabeto griego para denominar las sucesivas variantes que vayan llegando— con todos los temores y todas las precauciones. Puestos a dar soluciones y tomar precauciones en España estamos dando el espectáculo, no sé si bochornoso, pero sí lamentable, de tomar 17 caminos distintos (uno por comunidad autónoma) para afrontar el mismo problema, como si hubiera explotado un nuevo Big Bang que hubiera disgregado y dispersado el mundo, nuestro pequeño mundo. Al final, sea cual sea la comunidad en que uno viva, aca- baremos todos pagando las consecuencias de este problema común.

Uno de los efectos más acusados de este problema general es el de su incidencia en la economía de los distintos países: las bajas laborales, cada vez más altas, son solo el pálido reflejo de lo que real- mente está ocurriendo en la economía mundial, cuyas consecuencias habremos de conocer con el paso del tiempo. En España parece que asistimos a una leve recuperación con respecto al año pasado que lle- va nuestra economía a la era pre-covid, aunque los precios explotan disparando la inflación y abriendo la caja de Pandora de los malos augurios, y aunque el paro descienda de manera tan notable que hace a Pablo Casado rechinar los dientes y montar guardia junto a los luceros iluminados por Vox, en uno más de sus ejercicios de irres- ponsabilidad institucional. Si algo va bien en España es razón de más para que la oposición de derechas saque sus arcabuces y dispare a cuanto se menea.

Claro que todo cuanto ocurra en nuestra economía nacional no será sino parte de lo que suceda en la economía mundial que en este año que hemos dejado atrás ha visto la llegada de Joe Biden en Esta- dos Unidos, con sus planes de gasto expansivo, y el adiós de Angela Merkel en Alemania, abriendo la posibilidad de un nuevo rumbo, con China siempre vigilante y marcando parte del compás.

Sea como fuere, este 2022 que ahora empezamos, con todos los temores, con todas las precauciones, con todas las mascarillas y va- cunas, habrá de ser un año para no olvidar, sobre todo si se cumplen los buenos augurios en cuanto a la estabilización de la pandemia: un año que, en lo que respecta a Luz y Tinta, proseguirá el rumbo hasta ahora marcado y seguiremos ofreciendo nuestra mejor voluntad en los contenidos y cacareando lo que podamos.

Francisco Trinidad

Para descargar la revista en formato pdf PINCHA AQUÍ

Para ver la revista en multimedia, con videos incluidos, descargarla o comprarla PINCHA AQUÍ

La revista se puede ver tanto en tablet como en teléfonos.

 

 

 

 

Leer más…

9975716680?profile=RESIZE_710x

Fotografiar Madrid es el último título que JdJ editores ha añadido a su colección Consigue realizar 50 imágenes espectaculares. En este caso el libro viene firmado a dúo por Javier Sánchez, autor de las fotografías, y Alfonso del Barrio, responsable de los textos.

Hasta ahora, esta colección se centraba en géneros – retrato, blanco y negro, paiaje, arqutectura, etc. – así que con este nuevo Fotografiar Madrid, la editorial le da una vuelta de tuerca al planteamiento y abre una amplia línea para nuevos títulos alineados con las geografías. También resulta novedoso que textos y fotos sean sean de distinto autor, cosa que no ocurría en las entregas anteriores.

Por lo demás,  Fotografiar Madrid mantiene la estructura característica de esta colección, una primera parte textual centrada en técnica fotográfica y el resto dedicado a las fotografías, en este caso de Madrid.

Cada una de ellas se emplaza en una doble página enfrentada a un texto donde se abordan todos los detalles relacionados con la fotografía en tres epígrafes: Descripción, Composición e Impacto Visual, y Técnica de Iluminación. Están también los datos exif con la marca de la cámara, el objetivo empleado y la apertura, velocidad y sensibilidad ISO, así como un código QR cuya lectura carga en nuestro móvil la información de Google Maps sobre el lugar fotografiado. del Barrio aprovecha el apartado Descripción para introducir píldoras  que le permiten al lector conocer algo de historia y contexto del lugar fotografiado.

9975717876?profile=RESIZE_710x

 

La selección de los lugares de Madrid captados por la cámara de Javier Sánchez es variada y da cabida tanto interiores y exteriores, lo clásico y lo contemporáneo, lugares emblemáticos como la Puerta de Alcalá, la Plaza Mayor, el Palacio de Cristal, o la Puerta del Sol; y cotidianos como el Retiro, el Metro, bares de Malasaña o una librería de viejo e, incluso, algún acontecimiento períodico singular como la trashumancia de las ovejas por la calle de Alcalá.

El planteamiento de los textos incluidos en la primera parte del libro, en este caso, no guarda relación directa con la temática. No se ha centrado Alfonso del Barrio en cómo fotografiar ciudades, el equipo más adecuado, la búsqueda de las luces de la ciudad… ha preferido hacer un texto de iniciación a la fotografía en el que aborda las diferencias y tipos de sensores, la temperatura de color, la exposición, los tipos de medición, formatos de archivo, composición, etc.

El mix de textos y fotografía que componen esta obra hacen que sea un producto híbrido con interés como guía turística sobre retazos de la ciudad y que al mismo tiempo nos permite ver con amplitud el tipo de fotografía y la aproximación de Javier Sánchez a una ciudad como Madrid.

El libro puede adquirirse en este enlace: Fotografiar Madrid Consigue realizar 50 imágenes espectaculares

Leer más…

Luz y Tinta Nº 118. Diciembre 2021

9901567699?profile=RESIZE_710x

PRESENTACIÓN

El huevo y su cacareo

He leído estos días en un artículo que no viene al caso que los mexicanos tienen un dicho que me ha hecho reflexionar: “Después de poner un huevo, hay que cacarearlo”. Es lo que hace la gallina: pone su huevo y luego cacarea un rato, anunciando su puesta y quizás como una forma de publicidad personal. “Ahí queda eso”, viene a decirnos la gallina, orgullosa de su contribución a la tradicional alimentación de los humanos.

Pues bien, nosotros venimos haciendo Luz y Tinta desde hace más de diez años y no sé si lo hemos cacareado bastante. Mes a mes, con una puntualidad ejemplar —al menor retraso ponemos un anuncio en Moldeando dando explicaciones y pidiendo perdones—, con un cuadro de colaboradores también infatigables y con unos resultados más que notables, el día 10 de cada mes ponemos en el kiosco virtual nuestra revista. Y ahí se queda, sin casi cacarearla, sin hacer alarde del resultado: nos limitamos a poner el enlace en Moldeando la luz, que es nuestro escaparate, y nos ponemos a trabajar para el mes siguiente. Alguna vez, y solo alguna vez, Guendy lo anuncia también en Facebook y también alguna vez, y no siempre, yo comparto la salida en mi muro. Pero no siempre, porque, una vez que sacamos la revista al kiosco —y a veces cuesta y hay que luchar contra los elementos, sobre todo los informáticos—, una vez que está el número a disposición de sus lectores, lo que más nos interesa es el próximo. Eso sí, siguiendo muy de cerca los comentarios en el post de la revista en Moldeando, por si hay algún error que detecten nuestros lectores, por si hay alguna queja y, por qué no, porque nos gusta sumergirnos en ese mar de halagos que mes a mes Luz y Tinta cosecha entre sus lectores, algunos fieles desde el número 0. Pero, ya digo, lo que más nos importa es orientar la brújula al día 10 del mes siguiente.

Como ejemplo de esto que digo, puedo contar aquí, sin mencionar nombres, que uno de los colaboradores me manda mensualmente su colaboración el día 11 de cada mes, con lo cual ese día abro otro número, monto ese artículo y coloco mi propio cuento. Ya estoy en marcha. Luego queda ir recibiendo colaboraciones que van entrando poco a poco en la horma de cada número, hasta que normalmente el día 9 cierro el número y cruzo los dedos, porque la plataforma ISSUU, a la que Guendy sube la revista, suele darnos más de un problema, dada su complejidad, y este mes en concreto porque no terminaban de darle el visto bueno, debido a las fotos de desnudos, fotos seleccionadas de los moldeadores de la luz.

Ni que decir tiene que podríamos hacer más publicidad de nuestro producto, que podríamos —y acaso deberíamos— regodearnos en los logros conseguidos hasta ahora y cacarear con suficiencia el resultado de nuestro trabajo. No sé si con esto mejoraríamos nuestra revista, que es y ha sido siempre nuestro objetivo, pero seguramente fortificaríamos nuestro ego. Puedo decir que el mío lo tengo bien asentado y no necesito mayores efusiones, pero también es cierto que a nadie le amarga un dulce y que es muy dulce el sabor del éxito. Y no de otra forma puede calificarse la trayectoria y el rumbo de nuestra revista. Éxito, sí; y aunque me asusta mucho la posibilidad de morir de éxito —ese tópico que acecha inmisericorde a quienes se dejan llevar por la petulancia—, también es cierto que mirando hacia atrás siempre se aprende de aciertos y errores. Y en estos diez años y pico, Luz y Tinta ha tenido sus aciertos y sus errores, aunque estos últimos no pienso cacarearlos.

Por eso, de cara al próximo año, en mi lista de buenos propósitos que sacar adelante, me voy a anotar esto de cacarear de vez en cuando nuestra revista. Eso sí, si me da tiempo, que el día 10 de cada mes tengo una cita con nuestros lectores y no quiero perdérmela.

Francisco Trinidad

Para descargar la revista/libro nº 118 en formato PDF Pincha Aquí

Para comprarla:

Solicite copias impresas impresas, hechas para Internet.

 Simplifique las ventas de impresión bajo demanda con herramientas de software inteligentes, instalaciones de impresión de primera clase y un servicio galardonado

https://www.peecho.com. Para ello es necesario descargarse la revista en formato PDF ya que la solictarán para su impresión.

Para descargarla y verla gratuitamente en formato multimedia  Pincha Aquí

 

 

 

 

Leer más…