Luz y Tinta. La revista de Moldeando la luz

 

 

Tamara de Lempicka - Art Déco

3050117848?profile=original

Ella, la autora, es así:
sus imágenes son mujeres y son su reflejo... son sus autoretratos:
ataviada como dama exquisita siempre,
largos guantes negros,
cigarrillos entre los dedos,
o en coches de lujo,
y fondos de arquitectura sugerente,
pequeño sombrero,
collar de perlas,
desnudos de formas sinuosas, rotundos…labios rojos,
mujer icono de la época de esplendor del Art Dèco.

Arte, sexo, tiempos obsesivos y degradados:
Ella es...
TAMARA LAMPICKA, persona y pintura.





3050118159?profile=original
TAMARA LAMPICKA, Moscú 1895-Méjico 1980, vivió los meses previos a la revolución bolchevique sin especiales contratiempos, pues al círculo de los Lempicki y afortunados rusos de la época que se distraen con lujosas fiestas, las aventuras del zar, o discuten los pormenores del asesinato de Rasputín a manos del gran duque y del príncipe Félix Yusupov, trae sin cuidado que la gran mayoría de los ciudadanos pasen hambre y no tengan ni carbón para soportar el frío invierno ruso. La futura pintora Lempicki es conocedora por lo tanto del intento contrarrevolucionario del general Kornílov.

Tras huir de Moscú y ya instalada en París, Tamara Lempicka destacó por sus retratos y desnudos femeninos, de pleno estilo art déco. En 1925 participa en la exposición art déco de París y consigue un reconocimiento como artista. …Sus influencias principales son Botticelli, Bronzino, y el Cubismo (aunque sin llegar al arte abstracto).
3050118426?profile=original
En París se convierte, en pocos años, en estrella de la pintura de entreguerras. Vivió como pintó, de forma excéntrica y desmesurada: mujer ambiciosa, fría, egoísta, de belleza distante y severa…que tras sus juergas de orgías privadas, visitas a los garitos en la orilla del Sena donde corría la droga, volvía a casa, y entre las brumas de la cocaína y del recuerdo del sexo furtivo con desconocidos de ambos sexos, pintaba sus telas hasta caer rendida en las primeras horas de la mañana. Fue su forma de buscar excitación para aguantar el sopor de su existencia y del acomodado vacío en que se ahogaba.
3050118734?profile=original
A partir de 1927 su cotización sigue en aumento tras la exposición de París en 1925, en la que ella se identificó con aquella y efímera tendencia de lo que, cuarenta años después, se conocería como art déco. En París permanecerá hasta 1939. Son sus años de gloria. Conoce a muchas celebridades, desde André Gide a Greta Garbo, y empieza a conseguir verdaderas fortunas por la venta de sus cuadros. Aún le quedaban muchos años por vivir, pero Tamara de Lempicka había muerto como artísta en 1939.
.
Tamara de Lempicka fue en definitiva una pintora célebre en la Europa de los años treinta, al menos en los círculos de la nobleza declinante y de la burguesía rica, que disputaban ser retratados por ella.
.
En 1972, siendo ya una anciana, una exposición de sus obras en París y otra exposición celebrada en Londres en 2004 , la hicieron de nuevo famosa, rescatándola del olvido.
3050119092?profile=originalVanessa Redgrave-en la película _in_Bugatti_Loves_of_Isadora_pic_1969

Algunos de sus retratos y de sus desnudos siguen atrayendo, tal vez porque son ya para la sociedad actual el reflejo oscuro de una época vigorosa y ruin, atrevida y obsesiva, ansiosa y degradada.
La transgresión de Tamara es pues inocua, intrascendente y sólo en lo personal. Tamara crea una poética de la evasión, del lujo nihilista, un arte burgués en el que las corruptas capas adineradas de los años de entreguerras se reconocen.


Encuentra más vídeos como este en Moldeando la luz

.

Comentarios

3050119376?profile=original

3050119578?profile=original

3050120396?profile=original

3050120590?profile=original

3050120694?profile=original

3050121009?profile=original

3050120949?profile=original

3050121275?profile=original

 

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

¡Tienes que ser miembro de Escribir con la luz para agregar comentarios!

Join Escribir con la luz