Luz y Tinta. La revista de Moldeando la luz

 

 

Luz y Tinta Nº 116 Octubre 2021

9667046295?profile=RESIZE_710x

PRESENTACIÓN

Los periódicos de esta mañana vienen, por fin, con buenas noticias. Al lado de la gran debacle sísmica de la isla de La Palma, que afortunadamente solo ha producido daños materiales, eso sí, cuantiosos y angustiosos; y al lado del inquietante goteo de los Pandora Papers, encontramos sin embargo noticias alentadoras en torno al coronavirus y sus consecuencias, que nos han estado machacando los dos últimos años.

Por fin, ha bajado el listón de contagios hasta límites tranquilizadores, nos dicen los periódicos de esta mañana; insisto en esto de los periódicos de hoy, porque este virus es tan traidor y la inconsciencia es tanta por parte de algunos grupos que mañana quizás vuelvan a teñirse las previsiones de gris oscuro, si no negro. Pero hoy los titulares destilan optimismo.

En algunas regiones, como la nuestra, Asturias, dada la evolución favorable de la pandemia en las últimas fechas, se han limitado las antiguas restricciones y se han abierto cauces a eso que se llama “nueva normalidad”, que no es otra cosa que volver a lo que vivíamos cuando aún no había atacado el virus en ninguna de sus mutaciones. Eso sí, con algunas secuelas. El periódico señala dos de ellas: se mantiene el uso de las mascarillas en interiores y todavía no se permite fumar en las terrazas.

Como no soy fumador, no se me alcanza el trastorno que pueda suponer fumar o no en las terrazas. En cuanto a las mascarillas, no me resisto a contar una anécdota bien clara de la persistencia en su uso. Hace un par de meses, coincidí con el presidente del Principado, Adrián Barbón, en el jurado del Premio de la Fundación Emilio Barbón. Hablando de todo un poco después del fallo, le pregunté para cuándo preveía que pudiéramos prescindir de la molesta mascarilla y el presidente me contestó, modo galaico, con otra pregunta: ¿Cuántos catarros tuviste este invierno? Unida la respuesta a esta pregunta con las previsiones de los virólogos y especialistas, a nadie se le escapa que tendremos mascarilla para rato; al menos, hasta la primavera, y luego ya veremos.

Pero la relajación de las restricciones sanitarias trae como consecuencia otra serie de mejoras, como el que se recuperen los juegos colectivos —estos, sin mascarilla— en los recreos de colegios e institutos y que establezca la total normalidad en las visitas a residencias de ancianos y hospitales.

Aunque la novedad que más destaca la prensa es la vuelta a las barras de los bares, que hasta ahora estaba prohibida, relegando las tertulias a las mesas de cuatro o de seis. La barra del bar es el ágora moderna, el lugar en que se debate de todo y todos tienen razón en función de lo que alcen la voz, aunque últimamente los smartphone han rebajado la tensión de las discusiones y han instaurado la Wikipedia como árbitro supremo.

Recuperar la barra de los bares supone, ni más ni menos, que olvidar parte de lo pasado y enfocar el futuro con optimismo. Aunque haya que calzarse la mascarilla entre trago y trago. Por eso, esta tarde acudiré a mi sidrería de costumbre, me situaré en una esquina de la barra, tomaré un “culín” de pie (que ya era hora) y esperaré a mis contertulios habituales para discutir estas medidas que estoy comentando —seguro que alguno estará en contra— y, aunque no soy aficionado al fútbol, para tentar la actualidad del derbi Oviedo-Gijón. Porque esa es otra, la barra es el púlpito del fútbol y la mejor escuela de entrenadores que se conozca. Y ya sabemos que, desde la semana pasada, los campos de fútbol han recuperado su aforo habitual. Esto es vida.

Francisco Trinidad

 Para descargar la revista en formato "pdf" PINCHA AQUÍ

 Para descargar la revista en formato multimedia o comprarla PINCHA AQUÍ

La revista tambien se puede ver el los télefonos y en las tabletas digitales.

Puedes verla a continuación en multimedia AQUÍ

 

contador de visitas
Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

¡Tienes que ser miembro de Escribir con la luz para agregar comentarios!

Join Escribir con la luz

Comentarios

  • Enhorabuena a todos, otro mes más EXCELENTE

  • Para muchos la fotografía es un mero pasatiempos. Puede que en algunos casos así sea, yo más bien me encuentro entre los piensan que es una forma de favorecer la divulgación de toda clase de ideas, problemas, formas de arte, modos de vida, y todo ello desde mi punto de vista se encuentra en Luz y Tinta, esta elogiada revista con razón, nos enseña a leer las fotos, a verlas desde diferentes puntos de vista, nos ayuda a despertar la creatividad, en definitiva es una revista que engancha a quien la descubre. A quien le atrapa su “luz”, es difícil que pueda escapar de su hechizo.

    Desde el punto de vista literario Luz y Tinta es también un lugar donde se publican relatos breves, de gente que indudablemente sienten pasión por la escritura, compañeros o amigos virtuales que te sorprenden porque saben soñar despiertos, y nos hacen llegar sus fantasías a través de la “tinta”. Para mi un relato corto siempre ha sido un medicamento en forma de letras, que se absorbe como jarabe en cuchara, y sus efectos duran un tiempo. Un cuento, un relato corto, me hago la idea de que tiene que ser muy difícil, proporcionalmente más que una novela. Sin entrar en lo difícil que tiene que ser el obtener las ideas para el relato está el comprimir la historia en tan pocas palabras.

    También soy muy consciente de que presentar un número todos los meses tiene que ser una ardua tarea, es  evidente de que todos aquellos problemas que se pueden presentar a la hora de darle cuerpo a todos los trabajos dista mucho de poder ser considerado como negativo, pues para ello, y por muchas dificultades que se presenten, que estoy segura que se desencadenan,  ante ello están unos editores, administradores, o como queramos llamarles, que son capaces de saltear todas las dificultades y sacar adelante mes a mes número a número. No podemos obviar esa realidad, que estoy seguro se manifiesta todos los meses y se supera con destreza, supongo que algo tendrá que ver con la experiencia que da el mantener el tipo editorial durante una década. (“Casi ná”, como dirían mis amigos del sur.)

     

     

    For many, photography is a mere hobby. It may be that in some cases this is the case, I am rather among those who think that it is a way of favoring the dissemination of all kinds of ideas, problems, forms of art, ways of life, and all this from my point of view is found In Luz y Tinta, this praised magazine with good reason, teaches us to read photos, to see them from different points of view, it helps us to awaken creativity, in short it is a magazine that hooks those who discover it. Whoever is caught by its "light", it is difficult to escape its spell.

    From a literary point of view, Luz y Tinta is also a place where short stories are published, of people who undoubtedly have a passion for writing, colleagues or virtual friends who surprise you because they know how to daydream, and they send us their fantasies through the ink". For me a short story has always been a medicine in the form of letters, absorbed like syrup in a spoon, and its effects last for a while. A story, a short story, I get the idea that it has to be very difficult, proportionally more than a novel. Without getting into how difficult it has to be to come up with the ideas for the story is to compress the story into so few words.

    I am also very aware that presenting a number every month has to be an arduous task, it is evident that all those problems that can arise when giving shape to all the works are far from being considered as negative, because For this, and for many difficulties that arise, which I am sure are unleashed, before this there are some editors, administrators, or whatever we want to call them, who are able to skip all the difficulties and move forward month by month number by number. We cannot ignore that reality, which I am sure manifests itself every month and is skillfully overcome, I suppose it has something to do with the experience of maintaining the editorial type for a decade. (“Almost na”, as my friends from the south would say

  • On behalf of SSstudy and my own, our sincere congratulations- Thank you very much. Nick konar

  • Una vez más, ENHORABUENA a todos los colegas fotógrafos y colaboradores de esta fantástica revista que es Luz y Tinta, cuyo número 116 no nos dejará indiferentes, como ya nos tiene acostumbrados por la calidad y nivel de sus contenidos. Y a seguir con la inspiración.

    • enhorabuena por tu trabajo Maylin

    • Muchas gracias querida Sandra

       

    • Congratulations

    • Thanks a lot friend

       

    • Enhorabuena por tu trabajo de lavanda Maylin

    • Muchas gracias Pelayo

       

This reply was deleted.