Luz y Tinta. La revista de Moldeando la luz

 

 

Fotógrafo del mes de septiembre, EDUÁRDO PÉREZ

3050189247?profile=original

Semblanza de Eduardo Pérez: la sombra es el reverso de la luz; una suerte de vaciado que a veces consigue anularla, mientras que otras, en cambio, resulta su mejor complemento, especialmente cuando consigue que los matices adquieran la categoría de reflejos. La sombra, en fin, es patrimonio de la luz como lo es la vigilia del sueño y el atardecer de la mañana.

Todo esto, que dicho así a bote pronto puede parecer retórica, lo conoce muy bien Eduardo Pérez, nuestro fotógrafo de este mes de octubre, que lleva años, según comenta en la entrevista, “buscando en cada rayo de luz una respuesta” a la belleza de la vida y la multiplicidad de sus tonalidades y colores.

Es la suya una fotografía que ha hecho de su apuesta por la luz toda una filosofía, sobre todo si por tal entendemos todo su juego con las sombras de los objetos y escenas que retrata y sobre todo su devoción por la niebla como aliada de la sombra, pues consigue suavizar sus perfiles, y como contrapunto inequívoco de una atmósfera que consigue dejándose envolver por todas las posibilidades de la técnica y dejándose atrapar por todos los misterios de la fotografía digital, entre los cuales la edición, photoshop mediante, en sus manos se convierte en un aire que logra arrancar a sus fotografías de los caminos más trillados para elevarlas, un escalón por encima de la media, a regiones artísticas de otro modo difíciles de obtener.

Para ello se entrega con fruición a lo que él llama fotos intervenidas que no son otra cosa que lo que solemos llamar fotomontajes a través de los cuales pretende recrear tiempos pretéritos que le devuelven a cuando era niño de campo o tiempos actuales, de modo que el fotomontaje le sirva para hilvanar distintos paisajes y elementos con una dimensión visual en la que se engarzan las imágenes actuales con esa niebla que obra como contrapunto entre la nostalgia del niño que fue y la melancolía del adulto incapaz de detener el tiempo salvo a través de imágenes que combinan belleza y añoranza.

Dentro de sus muchas fotografías, atrapadas por temas, intereses y curiosidades muy diversas, destacaría esas escenas rurales en las que condensa todos su recuerdos, dejándose quizás envolver por la soledad y la reminiscencia que da rienda suelta a través de esas fotos que llama ‘intervenidas’; o sus retratos callejeros, captando miradas perdidas en una ciudad inhóspita, como la de esa foto de un Indigente —que así se titulaba— que motivó una de las reflexiones poéticas de Justín del Barrio en el número 12 de nuestra revista Luz y Tinta. Dentro de estas escenas callejeras, buscando la oportunidad del momento y cediendo la composición al azar, tanto en la ciudad como en el campo, tanto en carreteras solitarias como en espacios floridos, destacan sus tomas de bicicletas, que ha rescatado en múltiples escenarios, subrayando su soledad, y que me imagino habrán hecho las delicias de Guendy, de siempre enamorado de esos artilugios de dos ruedas.

Aunque quizás lo que mejor define la especificidad de su mirada fotográfica, aparte los fotomontajes con la niebla tamizando la luz del recuerdo, son los bodegones: curiosos e insólitos bodegones, que aíslan un trozo de su realidad cotidiana con ese aire nostálgico que lo define.

Por eso, por lo personal de su mirada, por esa niebla a la que confía cuanto no se puede expresar salvo con intuiciones visuales que escapan lo habitual, las fotos de Eduardo Pérez debemos verlas envueltas en la bruma de su nostalgia y en ese aire de misterio que las envuelve y no es otra cosa que una muy personal apuesta por la luz como trasfondo de la sombra y correlato de una vida que imaginamos plena. Francisco Trinidad

 

ENTREVISTA

P_¿Cómo fueron tus inicios en la fotografía?

R_ Para ubicarlos , soy Argentino nací en General Pico provincia de La PAMPA , en una ciudad situada al norte de la capital,  Santa Rosa donde hace 42 años me vio  llegar y donde me inicié como fotograbador en un diario que ya no existe complementando con la de reportero grafico, así  estrene mi vocación por la fotografía y  poco a poco me fui acercando a los foto club donde me dispuse a incursionar en lo artístico y desde aquellos tiempos hasta los días de hoy nunca deje de hacerlo En mi  dilatada trayectoria  hubo muchos premios, locales, nacionales e internacionales  que afianzaron mi  afición y  me alentaron para seguir con lo que es mi pasión, la imagen. En el año 1972 se inauguró la TV. En la provincia de La Pampa donde  ingrese como fotógrafo y apoco andar me vi con una filmadora 16mm. y la tarea de hacer notas para el noticiero diario, después vinieron los programas y el constante contacto con la imagen hasta el año 2003 que la jubilación me alejó del canal y del fotograma en movimiento. La adquisición de una PC. Me divorcio de lo analógico continuando en del campo digital  hasta los días de hoy que con el  CS5 me transporto y me ayuda a realizar mis sueños y fantasías.

  

P_¿Cómo ha sido tu formación, es autodidacta o has asistido a alguna escuela?

R   En mis comienzos  recibí la ayuda de amigos dedicados a la fotografía a quienes no olvido por su generosidad y entrega para transmitir sus conocimientos. La lectura en libros y revistas especializadas me ayudaron a buscar los caminos del aprendizaje y los foto club aportaron lo suyo con cursos y charlas  de la materia que me sirvieron para agregarlos a mi esfuerzo y deseos de aprender siempre un poco mas, seguramente si entras a mi laboratorio y apagas la luz los fantasmitas te contarán unas historia de formulas, reveladores, diapositivas y bromuros que ahora descansan bien guardados y bien vencidos. 

 

P_¿Qué es para ti la fotografía en la vida?

R_ Después de mi familia mi pasión sin limites,  que a pesar de haber visto mucha imagen en mi vida sigo despertando cada día, buscando en cada rayo de luz una respuesta para perpetuar con la cámara las bellezas de este universo de vida que no cesa de sorprenderme y acariciarme el alma, VIVA LA IMAGEN!!!!!!!      

 

P_¿Cuáles son tus ambientes preferidos a la hora de moldear la luz?

R_  Mi trabajo de reportero  me llevó a  todos los  terrenos y siempre me  sentí cómodo  aunque     alguna vez soñé con ser corresponsal de guerra en Vietnam pero fue nada más que eso, un sueño,  me puedo expresar bien con los retratos y todo lo que no aísle al ser humano, no concibo las fotografías sin la presencia del hombre con su impronta.   

 

P_¿Te inspiras en algún fotógrafo a la hora de componer tus fotografías?

R   _Por mi estilo (salvando las distancias), el espejo fue Pedro Luis Raota un gran maestro con marca registrada, Sebastián Salgado un humanista brasilero muy preocupado por retratar las miserias del mundo y la creatividad de Raúl Villalba que trasgredió e intervino la fotografía aún en tiempo analógico por supuesto para imprimir su sello, en mi modesta opinión el mejor de la era digital en Argentina que trascendiendo la frontera y sus obras son premiadas en el mundo.      

 

P_¿Tú estilo preferido?

R_En los tiempos que corren, era digital, diría que la foto intervenida viene ganando en mi producción en los últimos cinco años, tengo ya la manía de toquetear todo lo que se posa, photoshop mediante, creo que revelar a la luz lejos del cuarto oscuro es una gran ayuda para liberar y dar rienda suelta a la imaginación y la liberación tan necesaria  para un buen fin en la realización de las obras.  

 

P_¿Con qué equipo fotográfico e informático trabajas?

R_  Nunca me destaqué por ser poseedor de un gran equipo, en mi largo camino pasaron por mis manos cámaras como la asahi pentax spotmatic, Rolleiflex 6x6, mamiya 645 1000 S, ME de pentax y en la actualidad LUMIX PANASONIC FZ30, muchas de mis fotos son de archivo, escaneadas y tratadas en CS5, al igual que mi cámara mi equipo informático es de valor muy económico ya que compré una oferta, mi escáner es epson V500, herramientas con los que me siento muy a gusto.   

 

P_¿Qué opinas de Moldeando la luz?

R_  Como dirían uds los españoles, de puta madre tío!!!!!, en este sitio encontré sin proponérmelo el lugar en el mundo ideal para mi,  ya que venia con mucho vértigo y de pronto, el oasis que es moldeando, donde se respira buena onda y uno siente que los moldeadores son amigos y amables, sanos en sus comentarios y sobre todo buenos consejos, mi abrazo para todos!!!!   

 

P_¿Cuál es lo mejor y lo peor de Moldeando la luz?

R_ Lo mejor, todos los que integramos este lugar donde nos expresamos y compartimos sin mezquindades esta pasión abrasadora que es la fotografía, el fundador de este sitio es un gran conductor creativo que mantiene siempre latente sus ganas  con propuestas nuevas. Lo peor sería que un día este sitio cerrara sus puertas dejando a los moldeadores sin este portal donde la cultura de la amistad y el arte se hermanan para encontrarse todos los días.

 

P_Para terminar, ¿que les dirías a las personas que se inician en el arte de moldear la luz?

R_  Que esta escuela moldeadora alberga todas las edades, toda la afición y talentos en formación unidos para lograr que vuestra realización personal esta a un paso si la sabes conquistar, que no dejen de participar y mostrar sus obras, nadie nace sabiendo y aquí hay gente muy capas y talentosa  que no retacea sus experiencias, APROVECHALAS!!!!

**

Perfil de Eduárdo Pérez

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

¡Tienes que ser miembro de Escribir con la luz para agregar comentarios!

Join Escribir con la luz