Luz y Tinta. La revista de Moldeando la luz

 

 

EL DESVELO DE UNA ESPERANZA

3050212276?profile=original. Hace ya como más de tres mil años, en una aldea de realizadores de sueños, perdida en bosque azul un soñador junto a un grupo de hombres y mujeres y les contó sus sueños y juntos iniciaron un proceso que cambió gran parte de la historia desde el meridiano de Greenwich hacia Oriente y Occidente. Es por eso que después de tres milenios nos reunimos una noche en una esquina de un barrio suburbano bajo un inmenso astro resplandeciente que nos regalaba su brillo en una perfecta redondez inmaculada sin pedirnos nada a cambio. Solo para brindárnoslo Y comenzamos a platicar sobre nuestros sueños que serán brevemente expuestos en este relato. Y en la ochava citada ante la nutrida concurrencia del público, junto a los presentes inauguramos las Bases del “Primer Ascensor al Universo”. Bajó estricta supervisión de los ingenieros contratados en algún rincón de la Vía Láctea. Así nos recomendaron… Que ése era el mejor lugar para iniciar las obras de su construcción. Justamente allí frente al océano de la vida que con su tibias y suaves olas acariciaba la costa de nuestra humanidad con mucha ternura y delicado encanto. Allí donde los navegantes de la felicidad confunden las estrellas de la noche con el fulgor de las luces del romántico amanecer Y alguien lego, sin entender el significado de la convocatoria, pero con una inmensa curiosidad se acercó y preguntó: Buenas noches señor. Perdón de que se trata este proyecto? La idea, solo pasa que en un pragmatismo de vida nos juntemos solo a inaugurar un “Ascensor al Universo”, le respondí. No se asuste, No es una locura de gente irresponsable, ni nada menos! Es una hermosa quimera utópica de un grupo de orates, que no mata, no discrimina, ni contamina. Es una locura de gente enamorada, enamorada de la vida y de nuestros semejantes. En este ascensor pueden subir, todos aquellos quienes posean voluntad de belleza y nobleza hacia el prójimo y vocación de vida feliz con alegría. Aquí entran todos nuestros sueños y nuestros anhelos. Su capacidad es infinita. El pasaje es solo de ida y no tiene costo alguno. Acá le doy infinitos boletos para que reparta entre todos quienes tengan el alma feliz y también entre aquellos que por motivo alguno están en su búsqueda. Hay lugar para todo el mundo y el viaje es sereno, lento, excitante, y placentero. Este ascensor se asemeja a aquella vieja arca que sobrevivió al diluvio El Ascensor ira al Universo con todas las provisiones de humor, alegría, felicidad, buen vivir, amar y tratar bien al prójimo , disfrutar, sonreír, comprender, saber callar y escuchar, ayudar y compartir. Y justamente elegimos ese destino porque allá hay muy poca gravedad. Y seamos honestos…Aquí abajo hay demasiada ¡!! Ya que quizás la vida a muchos les pesa demasiado, y se le ha transformado en una concatenación de problemas, que ni siquiera les deja tiempo para mirar las estrellas ni para enamorarse de ellas. Quisiéramos aprovechar la presencia de tantos amigos para que lo cuenten. Díganlo bien fuerte y a viva voz!: Acabamos de inaugurar el “Primer Ascensor al Universo! Con el paso de los días, vendrán a este lugar muchos hombres y mujeres enamorados a contarse sus sueños y a fotografiarse frente a esta locura que nos hace más humanos y más hermosos Si es así, habremos cumplido nuestro trabajo y nada habrá sido en vano Quisiera pues epilogar, citando solo esta frase “Ningún hombre ha visto la Esperanza, ni siquiera se imagina como es, pero sin ella ninguna Caravana, habría atravesado desierto o Nave océano alguno” En esta esquina a los cinco días del decimoprimer mes del tercer milenio se dan por inauguradas las bases del primer “Ascensor a la Universo”. para el mejor usufructo de quienes mantienen en alto sus sueños e ideales de vida. Y aquel hombre se fue lentamente caminando perdido entre la niebla que olvidaba a la oscura noche y empujaba a un nuevo amanecer regalando por doquier sus infinitos boletos.

Car-Litros

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

¡Tienes que ser miembro de Escribir con la luz para agregar comentarios!

Join Escribir con la luz