Luz y Tinta. La revista de Moldeando la luz

 

 

Eduardo Úrculo, Pintor vasco-asturiano y figura relevante del arte moderno

El regreso del Indiano




Los rigores de la post-guerra empujaron a la familia de Eduardo Úrculo (Santurce, 1938 - Madrid, 2003) a trasladarse siendo él muy pequeño (1941) a Sama de Langreo, en aquel entonces una próspera población de la cuenca minera asturiana. En dicha localidad transcurrió su infancia, que como ocurriera a tantos otros niños españoles estuvo marcada por rígidas penurias y el abandono de los estudios para poder trabajar, en el caso de Úrculo como ayudante de topografía en una empresa minera.


Eduardo Úrculo es considerado un pintor determinante en la historia de la vanguardia artística como impulsor del POP ART, corriente en la que su obra se manifestó con un lenguaje más audaz y personal. La pintura de Úrculo está hoy en los Museos de Arte Moderno más importantes del mundo y forma parte de las colecciones particulares más importantes de Europa y América.
Úrculo se propone a través de su arte (pinturas y esculturas), retratar sensualmente el mundo, la vida, las pasiones, la naturaleza en la que se desenvuelve...Dice al respecto: “el hombre, sus sentidos, miradas, objetos y representaciones, pueden abrir “su espacio” al máximo de experiencias y emociones”.

El 31 de marzo del 2003, cuando en compañía de su esposa Victoria Hidalgo asistía a un almuerzo en la Residencia de Estudiantes de Madrid, falleció repentinamente a causa de un ataque cardíaco. Hasta ese momento, el artista estaba lleno de vitalidad y de proyectos; tan sólo tres semanas antes había asistido en Pekín a la inauguración de una exposición antológica de su obra y para julio tenía prevista su primera muestra en Nueva York, en la Galería Galander O’Reilly, proyecto que llevarían adelante su viuda y el hijo del pintor, Yoann, nacido de su primer matrimonio con la francesa Annie Chanvallon.


.









El autor y su obra




.
AUTOR y OBRA :DIFERENTES ETAPAS





. A continuación entresaco y dejo aquí unas breves notas que a mi entender pueden mostrar las ideas eje para adentrarse en la vida y obra de este singular personaje vasco de nacimiento y asturiano de adopción, sin duda, una de las figuras más representativas de nuestro arte moderno contemporáneo.

.


Etapa de transición y de sus primeras creaciones (Años 50 y 60)




.




Se dedicó a pintar el ambiente deprimente de las fábricas y los suburbios con una clara intención de denuncia. Las obras pertenecientes a esta época han sido catalogadas por la crítica como «pintura social» o «expresionismo social». Durante este tiempo viaja a París en varias ocasiones y tiene la oportunidad de ver con nuevos ojos muchas de aquellas obras que siendo niño, en el instituto, tantas veces había conocido y admirado a través de las imágenes en blanco y negro de los libros de pintura.




.


Los Músicos




.
A mediados de los 60 Úrculo atraviesa una fuerte crisis creativa que le hizo abandonar la «pintura social», y le lleva a instalarse en Ibiza, _en aquellos tiempos auténtica meca del movimiento hippy_. Este período de transición y profundo cuestionamiento de su práctica pictórica acabó un año más tarde, cuando en un viaje por el norte de Europa, descubrió -en una exposición antológica de POP ART americano en Estocolmo- lo que con tanto afán había buscado en Ibiza: "un nuevo lenguaje creativo".





.
Etapa conocida como «época erótica» (años 70)





.




Su pintura enseguida se imbuyó de los postulados del POP ART, lo que técnicamente se tradujo en el abandono del óleo por el acrílico y en la utilización de una paleta de colores mucho más cálida, cromáticamente más próxima al mundo de la publicidad y el cómic. En lo temático, su pintura también experimentó cambios substanciales: su máximo referente pasó a ser el cuerpo femenino, que, ya entero o fragmentado, lo representó en sugerentes posiciones. Fue durante este periodo cuando en 1975, coincidiendo con el embarazo de su esposa, enriqueció su repertorio iconográfico con un nuevo elemento, “la vaca”, con el que quiso simbolizar la fertilidad y la maternidad.




.


El abrazo

.
Las obras realizadas durante este “segundo” período, que abarcaría los últimos años sesenta y toda la década de los setenta, no tuvieron nada de banales si tenemos en cuenta el contexto y la situación política de la España de aquella época. El mismo Úrculo, precisamente para reafirmar el carácter transgresor de dichas pinturas, diría: «Mis trabajos de entonces participaban de algún modo de la llamada “revolución sexual”, tenían un propósito de lucha, de autoafirmación frente al <<sistema represivo de la época ».
.
Etapa de consolidación artística





.


Es a partir de los 80 cuando para Eduardo Úrculo realmente se abre un periodo de exploración de nuevos caminos y encuentra esas formas nuevas de “creación propia”, que son los que mejor identifican al artista y le dieron fama universal. Los motivos autobiográficos irán desplazando paulatinamente a los anteriores: la soledad del hombre moderno, la figura del viajero errabundo o la relación del artista con su obra, quedará plasmada en el lienzo a través de esos inquietantes personajes, ataviados con sombrero y siempre de espaldas al espectador. Úrculo dijo: “estas figuras ensimismadas y de mirada ausente pretenden ser una representación existencial del hombre como protagonista solitario de un periplo vital-metafórico, y que bucea en los espacios de lo íntimo y mucho más allá de la ciudad vacía”.




.


El fotógrafo de Son Bou
.



…regresamos a donde partimos. alguien que nos llama desde una ciudad lejana,

dejamos la chaqueta sobre cualquier mesa...silla…




y salimos a desvelar misterios...deseosos de olvidar




aquel mensaje que nos escribieron en la mano...




.




Y ahora...con sólo el horizonte de testigo,
repetimos...¡No me atéis a un muro!
La soledad podría abrarsarme.





.




!Mejor así!




Desnudo el cuerpo, sin palabras aprendidas,




con la maleta sobre el cemento




busco la luz y el color de otro lugar...una ciudad vacia...




Me fascina el camino.
.
En la calle escucho las voces de la mañana,
la música del ruido…y la fuerza de la máquina...





-
Estamos solos...

ante el color de las miradas…




**
Esculturas





.


Muchas GRACIAS a todos ustedes por éste detalle.




.




Además de sus pinturas Úrculo es muy conocido por sus monumentales esculturas emplazadas en lugares públicos, como: El regreso de Williams B. Arrensberg (1993), en Oviedo - Exaltación de la manzana (1996), en el parque Ballina de Villaviciosa - o El viajero (1991), en la estación de Atocha de Madrid - entre otras. Uno de sus legados más representativos en este ámbito es una enorme figura de bronce situada ante el Teatro Campoamor de Oviedo, titulada gráficamente “Culis Monumentalibus” (2001) – (los culos femeninos fueron un motivo recurrente en muchos de sus trabajos desde los primeros años setenta, cuando su voz artística era, sin duda, una de las que se sublevaban abiertamente contra el conservadurismo católico que vertebraba la ideología de la dictadura de Franco -)




.


Gracias Guendy y no sólo por esta bella imagen "El regreso de Williams B. Arrensberg




.




Nota: Para elaborar esta reseña sobre la vida y obra de Eduardo Úrculo me he apoyado en el contenido de los documentos cuyo enlace acompaño y en la relectura del libro “El Extranjero” de Albert Camus, ilustrada con dibujos de Úrculo. Cuando leí por vez primera este libro -(hace casi 30 años)- Eduardo Úrculo era para mi un descocido y las ilustraciones me pasaron desapercibidas. Hoy el libro de Camus tiene para mi un importante valor añadido porque he de reconocer que ha sido con esta segunda lectura cuando de verdad he comprendido la grandeza de ambas obras. El libro es una magistral denuncia de la ausencia de valores en nuestro mundo contemporáneo y las ilustraciones de Úrculo parecen pensadas expresamente para esta novela que además fue la antesala del merecido premio Nóbel concedido a su autor.




.




Úrculo a Fondo: diario El País




.







para el video clica AQUÍ
.
Video: al visualizar el video que acompaña este texto podemos hacernos una idea de como los colores primarios e intensos destacan con fuerza en sus pinturas, siempre despojadas de detalles superfluos. Su maestría técnica como dibujante es calificada por los grandes expertos del arte como “superlativa” porque usando formas aparentemente simples, logra transmitir “múltiples evocaciones”.
Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

¡Tienes que ser miembro de Escribir con la luz para agregar comentarios!

Join Escribir con la luz