9190400071?profile=RESIZE_710x

 

Sobre la fotografía es un título obligado en la biblioteca de todos los interesados en la fotografía.

 

Por Óscar Colorado Nates*

Hay algunos libros a los que retorno siempre, dos de ellos son Ser Paz (Being Peace) de Thích Nhất Hạnh y Sobre la fotografía de Susan Sontag. El primero es de una sencillez siempre inspiradora. El segundo tiene una profundidad peculiar, no es un libro ligero; sin ser un ladrillo tampoco es particularmente fácil de leer. Sin embargos, uno por su belleza y sinceridad y el otro por la preguntas que ayuda a despertar, comparten esa capacidad de ser leídos y releídos una y otra vez. Como los seres humanos estamos en permanente mutación, resulta interesante cómo cada lectura ofrece nuevas comprensiones y matices.

En el caso de Sontag siempre me descubro subrayando párrafos y he decidido compartirlo con mis lectores. Pero antes, un poco de contexto: ¿Quién fue Susan Sontag? ¿Cuál fue su legado? ¿Qué ha dicho la crítica sobre esta obra a lo largo de los años?

Sobre Susan Sontag

Susan Rosenblatt nació en la ciudad de Nueva York (1933). Su padre, Jack Rosenblatt, murió cuando ella tenía cinco años. Su madre se casó entonces con Nathan Sontag y Susan prefirió adoptar el apellido de su padrastro.[1] La familia se mudó hasta Arizona, luego Susan viajó al norte de Estados Unidos y obtuvo su grado universitario en Chicago, posteriormente realizó estudios de posgrado en Harvard, Oxford [2] y la Sorbona.[3]

sontag2

Escribió cuatro novelas y nueve libros de ensayos que incluyen Against Interpretation On Photography.

Sobre la fotografía (On Photography) incluye ensayos que datan de 1973, 1974 y 1977. Esta recopilación, como conjunto, se ha convertido en un texto clásico de reflexión fotográfica.

susan_sontag_book1

El legado de Sontag

Acerca de On Photography se ha dicho que es un análisis brillante y profundo de los cambios en la imagen fotográfica, donde cada página formula preguntas inquietantes cuya importancia y originalidad ilumina el estudio de la fotografía.[4]

De carácter beligerante, la “dama oscura” de los eruditos estadounidenses, generó una gran polémica por sus opiniones sobre el ataque al súper-poder estadounidense tras los hechos acaecidos el 11 de septiembre en Nueva York.  [5] Susan nunca lo tuvo fácil en su país, donde a veces puede verse a los intelectuales con cierta dosis de recelo. [6]

Mike Harter critica que Sontag no dedicó suficiente tiempo a establecer las premisas de On Photography, pero reconoce que las declaraciones de la autora enganchan, “provocan y evocan los comentarios o la crítica por parte del lector.”[7]

Elizabeth Hardwick, una de las fundadoras de  New York Review of Books escribió que Sontag “tiene una autoridad profunda, una ansiosa y tierna autoridad -la recompensa de la pasión. El tono de sus escritos es especulativo, estudioso pero sin dogmatismos…” [8]

La ensayista publicó en 2003 otro volumen: Regarding the Pain of Others donde retorna a muchos de los temas iniciados o sugeridos en On Photography. Esta segunda entrega vale la pena y refina algunas ideas y discusiones expuestas primeramente en Sobre la Fotografía.[9]

sontag_libro2

Aún para quienes no pudieran estar de acuerdo con Sontag, sus párrafos son un potenciador de ideas y reflexión.

Winston Manrique Sabogal dice de Sontag que era “una de las intelectuales más destacadas de la segunda mitad del siglo XX brillante, combativa, militante de la igualdad entre hombres y mujeres, simpatizante del comunismo, crítica con la política y la sociedad de su país, gran ensayista del arte, enseñante de cómo entender los derroteros culturales del momento, escritora respetada…”[10]

La escritora luchó tres décadas contra la leucemia hasta que  murió a los 71 años en Nueva York (2004).

sontag4

Mis subrayados

He decidido transcribir aquí las citas de Sobre la fotografía que he subrayado en mi re-lectura más reciente. Seguramente si lo vuelvo a leer en algunos meses o años resaltaría otros párrafos, pues se va resonando de manera distinta conforme se adquieren experiencias y aprendizajes nuevos.

susan_sontag_anotaciones

Al final de las citas se pueden encontrar recursos interesantes acerca del libro así como los lugares donde puede adquirirse en librerías, tanto físicas como online, de España, Argentina y México.

C I T A S    S E L E C T A S


Se indica el nombre del capítulo al que pertenece la referencia. Todas las citas están tomadas de la edición que realizó DeBolsillo (Random House Mondadori) especialmente para Librerías Gandhi (México). Los números ([17], [155], [164] etc.) corresponden a las páginas de esta edición. Cabe mencionar sobre esta versión que el precio es muy accesible y el texto es idéntico al de la versión publicada por Alfaguara; sin embargo,  debido a la formación tipográfica, la paginación es distinta.

de En la caverna de Platón

Las fotografías alteran y amplían nuestras nociones de lo que merece la pena mirar y de lo que tenemos derecho a observar. [13]

El resultado más importante del empeño fotográfico es darnos la impresión de que podemos contener el mundo entero en la cabeza, como una antología de imágenes. [13]

Fotografiar es apropiarse de lo fotografiado. [14]

Las fotografías, que almacenan el mundo, parecen incitar el almacenamiento. Se pegan en álbumes, se enmarcan y se ponen sobre meses, se clavan en paredes, se proyectan como diapositivas. Los diarios y revistas las destacan; los policías las catalogan; los museos las exhiben; las editoriales las compilan. [14]

La fotografías son una interpretación del mundo tanto como las pinturas y los dibujos. [15]

Todo uso de la cámara implica una agresión. [15]

Aquella época en que hacer fotografías requería de un artefacto incómodo y caro -el juguete de los ingeniosos, los ricos y los obsesos- parece, en efecto, muy remota a la de la era de las elegantes cámaras de bolsillo que induce a todos a hacer fotos. [15]

Como entonces [1840] no había fotógrafos profesionales, tampoco podía haber aficionados, y la fotografía no tenía un uso social claro. [17]

[La fotografía] Es sobre todo un rito social, una protección contra la ansiedad… [17]

La fotografía se transforma en rito de la vida familiar…[17]

Una fotografía no es el mero resultado del encuentro entre un acontecimiento y un fotógrafo; hacer imágenes es un acontecimiento en sí mismo. [21]

Las cámaras son máquinas que cifran fantasías y crean adicción. [24]

Hay algo depredador en la acción de hacer una foto. Fotografiar personas es violarlas, pues se las ve como jamás se ven a sí mismas, se las conoce como nunca pueden conocerse; transforma a las personas en objetos que pueden ser poseídos simbólicamente. [24]

Algo feo o grotesco puede ser conmovedor porque la atención del fotógrafo lo ha dignificado. [25]

Todas las fotografías son memento mori. [25]

Todas las fotografías atestiguan la despiadada disolución del tiempo. [25]

Una fotografía es a la vez una pseudopresencia y un signo de ausencia. [25]

El tiempo termina por elevar casi todas las fotografías, aun las más inexpertas, a la altura del arte. [30]

La necesidad de confirmar la realidad y dilatar la experiencia mediante fotografías es un consumismo estético al que hoy todos son adictos. [33]

de Estados Unidos visto por fotografías, oscuramente

[Para los fotógrafos aficionados] una fotografía bella es la de algo bello. [36]

Fotografiar es conferir importancia. [36]

No hay modo de suprimir la tendencia intrínseca de toda fotografía a dar valor a sus temas. [36]

de Objetos melancólicos

Las fotografías no parecen depender en exceso de las intenciones del artista. Más bien deben su existencia a una cooperación libre (casi mágica, casi accidental) entre fotógrafo y tema. [59]

[Fotografía:] …la más suave de las depredaciones, con el objeto de documentar una realidad oculta, es decir, una realidad oculta para ellos. [61]

La fotografía ideada como documento social fu un instrumento de esa actitud propia de la clase media, a la vez celosa y meramente tolerante, curiosa e indiferente, llamada humanismo. [62]

No es necesario que los fotógrafos adopten una actitud irónica e inteligente frente al material estereotipado. [64]

Algunos fotógrafos se erigen en científicos, otros en moralistas. Los científicos hacen un inventario del mundo, los moralistas se concentran en casos concretos. [65]

La cámara inevitablemente revela los rostros como máscaras sociales. [65]

La fotografía europea se rigió primordialmente por la noción de lo pintoresco… lo importante… lo bello. [58]

El fotógrafo saquea y preserva, denuncia y consagra a la vez. [70]

Lo que mueve a la gente a hacer fotografías es el hallazgo de algo bello. [89]

Nadie exclama: “¡Qué feo es eso! Tengo que fotografiarlo”. Aun si alguien en efecto lo dijera, todo su sentido sería: “Esa cosa fea me parece… bella”. [89]

de El heroísmo de la visión

A los saciados de imágenes es probable que las puestas se sol les parezcan sensibleras; se parecen ya demasiado, ay, a fotografías. [89]

Muchas personas se inquietan cuando van a ser fotografiadas: no porque teman, como los primitivos, un ultraje, sino porque temen la reprobación de la cámara. [90]

Que las fotografías sean a menudo elogiadas por su veracidad, su honradez, indica que la mayor parte de las fotografía, desde luego, no son veraces. [90]

La historia de la fotografía podría recapitularse como la pugna entre dos imperativos diferente: el embellecimiento […] y la veracidad… [90]

La cámara ha terminado por promover enérgicamente el valor de las apariencias. [91]

Las fotografía no se limitan a verter la realidad de modo realista. Es la realidad la que se somete a un escrutinio y evaluación según su fidelidad a las fotografías. [91]

Como cada fotografía es un mero fragmento, su peso moral y emocional depende de dónde se inserta. Una fotografía cambia según el contexto donde se ve…. [109]

Con cada fotografía ocurre lo que Wittgenstein argumentaba sobre las palabras: su significado es el uso. [109]

La tendencia estetizante de la fotografía es tal que el medio que transmite la angustia termina por neutralizarla. [112]

La mayor vocación de la fotografía es explicar el hombre al hombre. [113]

de Evangelios fotográficos

Lo que interesa “son las fotografías que dicen algo de un modo nuevo -escribe Harry Callahan- no con el propósito de ser diferentes, sino porque el individuo es diferente y el individuo se expresa a sí mismo.” [118]

[Revelación del desequilibro de Robert Frank:] sorprender a la realidad desprevenida den lo que llama los “momentos intersticiales.” [121]

La fotografía es, por su misma naturaleza, una manera promiscua de ver. [128]

Fue la fotografía la que primero puso en circulación la idea de un arte que no se produce por concepción y parto sino por una cita a ciegas (la teoría del rendez-vous de Duchamp). [129]

Muchos profesionales temen ahora que esa estrategia populista haya ido demasiado lejos y el público olvide que la fotografías es, en suma, una actividad noble y exaltada: en pocas palabras, un arte. [130]

Por un breve período pareció que [Edward Weston había erigido] un punto de vista sólido para la evaluación de las fotografías: iluminación impecable, maestría de composición, claridad temática, precisión focal, perfección de la calidad de impresión. Pero esta postura […] está en bancarrota. [135]

¿Qué posición ha reemplazado a la de Weston? Una mucho más incluyente, con criterios que desplazan el centro de evaluación de la fotografía individual en cuanto objeto acabado a a fotografía en cuanto ejemplo de “visión fotográfica.” [135]

Para ser legítima como arte, la fotografía debe cultivar la noción del fotógrafo como auteur, y de que todas las fotografías realizadas por el mismo individuo configuran un corpus. [136]

No es del todo erróneo afirmar que no existe una mala fotografía, sino solo fotografías menos interesantes, menos relevantes, menos misteriosas. [139]

Durante varios decenios, la fotografía estadounidense ha sido dominada por una reacción contra el “westonismo”, es decir, contra la fotografía contemplativa, la fotografía considerada como una exploración visual e independiente del mundo sin ningún apremio social evidente. [140]

El gusto en fotografía propende, acaso necesariamente, a lo global, eclético, permisivo, lo cual significa que en definitiva tiene que negar la diferencia entre buen gusto y mal gusto. Por eso todas las tentativas de los polemistas por erigir un canon parecen ingenuas o ignorantes. [142]

Con el lenguaje se puede elaborar textos científicos, memorandos burocráticos, cartas de amor, listas de supermercado y el París de Balzac. Con la fotografía se pueden hacer retratos para pasaportes, fotografías del tiempo, imágenes pornográficas, rayos X, fotografías de bodas, y el París de Atget. [146]

La fotografía […] tiene la capacidad peculiar de transformar todos sus temas en obras de arte.. [147]

La influencia de la fotografía para volver obsoleto el arte es, a largo plazo, más profunda. [147]

de El mundo de la imagen

Nuestra irreprimible sensación de que el proceso fotográfico es algo mágico tiene una base genuina. [151]

Las fotografías son un modo de apresar una realidad que se considera recalcitrante e inaccesible, de imponerle que se detenga. O bien amplían una realidad que se percibe reducida, vaciada, perecedera, remota. No se puede poseer la realidad, se puede poseer (y ser poseído por) imágenes. [159]

Las cámaras establecen una relación de inferencia con el presente (la realidad es conocida por sus huellas), ofrecen una visión de la experiencia instantáneamente retroactiva. Las fotografías brindan modos paródicos de posesión: del pasado, el presente, aun el futuro. [162]

La fotografía, que tiene tantos usos narcisistas, también es un instrumento poderoso para despersonalizar nuestra relación con el mundo; y ambos usos son complementarios. [162]

La fotografía no se limita a reproducir lo real, lo recicla. [169]

Las cámaras definen la realidad de dos maneras esenciales para el funcionamiento de una sociedad industrial avanzada: como espectáculo (para las masas) y como objeto de vigilancia (para los gobernantes). [173]

Si acaso hay un modo mejor de incluir el mundo de las imágenes en el mundo real, se requerirá de una ecología no solo de las cosas reales, sino también de las imágenes. [175]


oscar_colorado_natesÓscar Colorado Nates es Profesor/Investigador titular de la Cátedra de Fotografía Avanzada en la Universidad Panamericana (Ciudad de México).

 

PARA DESCARGAR EL LIBRO GRATIS. PINCHA AQUÍ

Votos 0
Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

¡Tienes que ser miembro de Escribir con la luz para agregar comentarios!

Join Escribir con la luz

Comentarios

  • Excellent

  • Buen libro, no. Buenísimo.

  • Excellent

  • I have it in English, it is highly recommended

  • Muchas gracias

  • Muchísimas gracias

  • Muchas gracias

  • "Muchas gracias y si no es abusar mucho coincido en la solicitud de si fuera posible facilitarlo en formato epub."

  • Muchas gracias

  • Muchas gracias

This reply was deleted.