Fotografía del sitio psdtop.com

Agregar un reflejo es uno de los efectos más simples y estéticos que pueden aplicarse a una imagen. Y lo mejor es que sólo toma uno o dos minutos. Veremos cómo hacerlo en tan sólo unos sencillos pasos.

Primero que nada, abre tu imagen en Photoshop. Luego duplica la capa en la que desea crear el reflejo, y selecciona la capa de abajo.

Ingresa al modo “Transform” pulsando control + T o haciendo clic con el botón derecho, y selecciona“Voltear verticalmente”.

Luego, arrastra la capa recién volteada debajo de la capa original. La imagen ahora está en su lugar para el reflejo.

Añade una máscara de capa a la imagen volteada. Esto puede hacerse haciendo clic en el icono que se muestra debajo.

Utiliza la herramienta de degradado para colores como el blanco y el negro, y traza un degradé desde la parte superior de tu imagen reflejada hasta abajo.

Y finalmente, reduce la opacidad de la capa del reflejo alrededor de 30 o 40%. Muy sencillo ¿verdad?

Referencia:

http://www.photoguides.net/photoshop-quick-tip-1-reflections

Por merypreiti