Fotografía de Linsay Adler

Ya vimos cómo el lugar perfecto para un retrato depende en gran medida de la personalidad del sujeto, la iluminación y hasta la inclemencias del tiempo. Veamos ahora otras dos pautas que podrás aplicar dependiendo de la necesidad de la sesión.

Lugares tranquilos. Para la mayoría, los lugares muy poblados, como las avenidas y plazas públicas constituyen los peores lugares para la fotografía de retratos. Una y otra vez se hace necesario esperar a que los transeúntes queden fuera del primer plano, sumado a que el fotografiado suele algo intimidado y a menudo le cuesta relajarse entre tanta gente. Así que aún en los lugares muy repletos trata de encontrar algún sector más aislado - a veces es sólo cuestión de desviarse unos 100 metros.

Fotografía de Gary James Whitaker

Pero si tienes la posibilidad y la opción va con el sujeto, ve por campos, bosques y playas. Te darán más libertad para moverte y experimentar con diferentes poses y ángulos.

Fotografía de Dave Richards

Lugares que no se roben la atención. Si bien la locación es un asunto crucial, no olvides que no constituye el principal motivo de la toma - así que no dejes que se robe las fotos. De tanto en tanto durante la sesión, revisa las tomas: si tus ojos se van más hacia el fondo que hacia el sujeto, estás poniendo el énfasis en el lugar equivocado. Prueba aumentando levemente la apertura para desenfocar levemente el fondo - esto también le dará un sentido de profundidad a la escena.

Fotografía del sitio bloggeri.es

Pon en práctica estas pautas dependiendo de la ocasión - te ayudarán a capturar la esencia de tu sujeto, y tus fotografías serán más personales y comprometidas.

Referencia:

http://www.photographymad.com/pages/view/5-keys-to-finding-the-perfect-portrait-location

¡Tienes que ser miembro de Escribir con la luz para agregar comentarios!

Join Escribir con la luz

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –